<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, julio 23, 2007
10:06 p. m.

La DGT somos todos: Argucias de puntuación

rubricado por Higronauta
Según las amadas e interesadas estadísticas de la sagrada DGT, el carné por puntos mola mogollón. Desde que entró en funcionamiento han habido chopocientas sanciones y se han salvado un buen número de vidas. Hoy no hablaremos del número de ciudadanos que siguen sanos y salvos gracias a la beneplácita normativa si no que nos adentraremos en los oscuros vericuetos y artimañas varias que Tránsito anda utilizando como quien no quiere la cosa, para sancionar lo insancionable, engrosando así la mentira:

Ejemplo A

La policía multa a un conductor por comer un cruasán al volante

Peligro: Cruasán al volante

Y no piensen que el sancionado iba a 120 kilómetros/hora por la autopista mientras se zampaba el reposte de marras, qué va. El caballerete estaba parado en un semáforo en rojo, y, mientras esperaba que cambiara, decidió darle un muerdo al cruasán. ¿Resultado? Multa de 60€ y condescendencia municipal, que, en este caso, no quitóle punto alguno.

Ejemplo B

Trànsit multa por error a un policía por circular a 213 kilómetros por hora con una caravana

Peligro: Caravana ligera

Inaudito. A 213 km/h con una caravana de... digamos ¿700 kilos? Se desconoce el vehículo que tiraba de ella, pero creo que ni tratándose de un monster truck se conseguirían esas velocidades de infarto en una carretera cuyo máximo permitido es 90 km/h. Al final resultó que el radar en cuestión andaba algo atontado últimamente (casualidad azarosa, no piensen mal) y que había registrado varios excesos de velocidad inexistentes. En el caso del policía (al cual le fue retirada la sanción, presuponemos por su condición de agente del estado), éste circulaba a 70, según afirma. 213-70= 143 kilómetros a la hora de diferencia. Una nimiedad sin importancia, vamos.

Ejemplo C

La DGT retira dos meses el carnet al conductor de una ambulancia por exceso de velocidad

Peligro: Ambulancia salvando vidas

A medida que avanzamos, esto va subiendo de nivel. A este trabajador le han retirado el carné durante dos meses y le han impuesto una sanción de 500 euros. ¿Motivo? Circular a 125 km/h en una de las rondas de Barcelona (dónde el máximo permitido es 80). Y todo esto podría ser aceptable, si no fuera por el simpático hecho que el buen hombre iba de servicio transportando sangre entre dos hospitales con carácter de urgencia. A este señor, por el momento, ni le han devuelto los puntos, ni le han retirado la sanción.

Ejemplos D y E

Peligro: Oreja picajosa

Estos ya son el despiporre. Los dos elementos sancionados lo fueron por conducir mientras "Se sujeta la oreja con su mano derecha de forma permanente sujetando el volante con una mano". O sea: brazo apoyado en ventanilla, mano apoyada en oreja/cabeza. Al primero, simplemente lo sancionaron por "Conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimientos", en cambio con el segundo ya tuvieron algo más de mala leche, puesto que la primera opción de los agentes de la ley fue sancionar al sujeto por ir hablando por el móvil (que, a un servidor le extraña, pues se topa a diario con tiparracos que pecan de ello y nunca ha visto a ninguno siendo sancionado, pero bueno...), pero resultó que el señor conductor llevaba el inalámbrico en el asiento del acompañante cuando fue detenido. Y claro, si bien es comprobable las llamadas realizadas desde el citado aparato, las llamadas entrantes son harina de otro costal. Así que, ni cortos ni perezosos, ante un posible exceso de trabajo, y las ganas de tocar lo que no sonaba, decidieron acabar multando al sujeto por el mismo motivo que el anterior, por llevar la mano en la oreja, cuando, la razón primera era que don Tomás Valdivieso lo único que hizo fue rascarse la oreja. Como afirmaba el Frankfurter Allgemeine Zeitung (hasta Alemania llegan noticias de nuestro carpetovetonismo), Tomás Valdivieso no se rasca gratis.


Concluyendo

Este ha sido un pequeño compendio de algunos de los casos que se han dado y ha recogido la prensa sobre el exceso de puntuaje de la DGT. Si bien es cierto que algunos de ellos consiguieron que las sanciones fueran retiradas, lo que un servidor no tiene tan claro es si éstas son elminadas del conteo estadístico del que tanto se vanagloria nuestro querido órgano viario. Pero, lo que está claro, es que la DGT tiene tendencia a jugar al parchís: se come una y se cuenta veinte. O sea.

Etiquetas: ,

12 Réplicas:

  At 24/7/07 11:06 Blogger Roski afirmó:

El carné por puntos es una de las grandes mentiras de nuestro tiempo.

Se trata de un incremento (leve) de las sanciones y nos lo vendieron como el elixir mágico que iba a detener los accidentes de tráfico.

Da miedo ver cómo juegan con las cifras: si les interesa dicen el número de muertos, si no, se limitan a citar el número de accidentes.

Saludos.
me pregunto si el curasán estaba bueno, de veras espero que sí, porque los venden por ahí que dan lástima, secos como los pies de Cristo.

  At 24/7/07 13:26 Blogger Aura afirmó:

Que tranquila me quedo al ver que los responsables de mantener la Ley y el Orden hacen bien su trabajo...

(Liga Nacional Contra Los Vicios del Cruasán)
Maestro Higronauta:

Le he enviado un ruego al privado. Chequee su mail de yahoo, le ruego.

  At 24/7/07 20:13 Anonymous dr.benway afirmó:

Es que la gente no tiene la decencia de tener accidentes cerca de los hospitales. No, nada, que los señoritos tienen que tener urgencias muy muy urgentes lejos de los hospitales, así que tienen que multar a los conductores de ambulancias. Deberían quitarle los puntos al accidentado y además pagar la multa (o sus herederos)

  At 24/7/07 21:33 Blogger Higronauta afirmó:

Roski, no puedo estar más de acuerdo. Era el último as en la manga de la DGT para manipular estadísticas y, sobre todo, aumentar las arcas a base de sanción y cursos de reciclaje.

Pussy por los 60€ que le costó al mozalbete el bocado, ya podía estar bueno, ya (un servidor hubiera aprovechado el minuto de fama, y como buen ciudadano de a pie, hubiese puesto en venta en Ebay el resto, que seguro que podría haber sacado extensos beneficios).

Aura, desconocía que existiera esa liga, pero me da a mi que el gremio de panaderos no va a estar muy contento, ni con ella, ni con las sanciones degeteras. Habrá que pasarse al bocadillo de nocilla, está visto.

Raul, chequeado mail y contestado mensaje. Mil gracias ;)

dr.benway, ahí le ha dado: ¿por qué multar al ambulanciero (¿o se dice ambulante?) y no al señor que estaba tumbado en su mesa de operaciones esperando el delicado líquido vital, si la culpa, a fin de cuentas, era toda suya?
Me parece que somos todos muy picajosos. Yo, sin ir más lejos estoy viva gracias a la DGT, estoy convencida (claro que muchos estarán más descontentos que agradecidos ahora que lo saben).

Querido Higronauta, ¿a qué viene esta obsesión con tráfico?, ¿escasez de puntos?. =)

  At 25/7/07 10:06 Blogger Higronauta afirmó:

Contestando a su pregunta, mi "obsesión" con el tráfico se debe a que es un perfecto ejemplo/reflejo de la sociedad en la que vivimos: culto al objeto, mala educación, psicología, aborregamiento, prepotencia, complejos, estafas, cuantificación estadística, sexualidad, etc. y todo esto remozado con el incentivo de la peligrosidad que conlleva a la idea de mortalidad, en este caso elevada al cuadrado.

Y ya le digo que el hecho que mis constantes vitales sigan en su sitio, nada tiene que ver con la DGT, órgano arbitrario, prepotente y mal educador (que no mal educado), que deja libres para circular a elementos de una peligrosidad de elevada para arriba.

  At 25/7/07 14:13 Anonymous angalqua afirmó:

Xd Sr. Higronauta lo borda usted. Los problemas que el tráfico genera en forma de muertes múltiples y desasosiego general de los tripulantes y los pasajeros es obvio que no los va a solucionar la dgt, porque ni educa bien, ni parece fundamentar sus acciones en una lógica conjunta y bien orientada a atajar los problemas que hacen peligrosos a los conductores y poco preocupados de su seguridad y de la de los demás...
El coche es uno de los símbolos del modelo de vida en el que estamos inmersos, es algo totalmente prescindible en la mayoría de los casos si hubiesen mejores tejidos de trasporte público que llevasen a la gente a sus trabajos y lugares de ocio. Y el problema es que se fomenta desde todos los lados que es algo imprescindible y que todo el mundo tiene que pasar por el aro y saber conducir y tener un coche porque si no, no eres independiente, porque si no, no eres el poderoso individuo del poderoso sistema del mejor de los mundos posibles...

P.D.Sería colosal que hiciera un cruce entre estos entremeses automotrices y el absusrdo lenguaje político de la sostenibilidad
Si ya lo decía Aznar, ¿quienes son ellos para conducir por nosotros?.

  At 25/7/07 21:01 Blogger Higronauta afirmó:

El coche, maese angalquacomo creo que ya comenté en su momento, no es más que una mera extensión del falo masculino. Y lo de ser un castrado, en estos tiempos que corren, no está nada, pero nada bien visto.

Estrellita que se lo pregunten a su yernísimo, que está a puntito de heredar ese meganegocio multimediático (algunos lo llaman deporte) que es la Fórmula 1. Y es que al final, todo se reduce a lo mismo...

  At 1/9/07 03:47 Blogger kissu&padam afirmó:

Qué fuerte...
lo que cabrea es que tardan en quitar la sanción, o directamente no la quitan. no se pueden apelar a esas chorradas? está prohibido comer en un semáforo en rojo? hay algunaley que diga eso? o es que los polis hacen lo que les sale de las pelotas?