<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
miércoles, mayo 24, 2006
5:59 p. m.

(In)tocables

rubricado por Higronauta
"Lleva tu cultura discretamente como llevas el reloj de bolsillo, sin sacarlo a cada rato simplemente para demostrar que lo tienes. Si te preguntan qué hora es, dilo; pero no lo proclames continuamente y sin que te lo pregunten, como hace el sereno. "
P.S. Chesterfield

Existen una gran variedad de elementos socio-culturales, que, por unos motivos determinados, han pasado a estar más allá de toda crítica posible entre el pueblo (llano o no), salvo contadas excepciones. La aceptación casi totalitaria de esos elementos impide cualquier opinión contraria a ellos, pues parecen hallarse en una especie de Olimpo, mucho más allá del bien y del mal, sea cual sea su actitud, postura o hechos concretos. No ha falta mencionar caso alguno, pues cada uno de ustedes tiene, como mínimo una decena de ellos en mente: desde directores cinematográficos, a pintores, pasando por diseñadores, cantantes, escritores, ... Y no sólo dentro de la categoría del ente humano ocurre este fenómeno ya que, por causas indeterminadas (o no), se suele dar el hecho que esa intocabilidad pase del creador a la obra, conformando una escala genealógica descendiente en cuanto a concepción material indiscutible se refiere.


Otra variable que entra en la ecuación el el hecho que a mayor número de elementos devotos y/o afines, menor posibilidad de crítica (o de aceptación de ésta). No encontrarán mucho problema en comentar el último disco de un grupo neófito, o, por ejemplo, de un director novel. Pero intenten opinar contrariamente sobre un elefante sagrado y esperen la reacción...
El problema surge, en opinión de un servidor, por una parte en ese factor tan sobrevalorado y clasista que es la moda, y por otra, en una nímia capacidad pensante y de raciocionio de la población. SObre la moda, no hace falta entrar mucho: es de sobras conocido por todos que un sector (cada vez más amplio de la sociedad), bajo el influjo del "qué dirán", se deja llevar por unas corrientes (auto)impuestas, independientemente de la opinión que se tenga al respecto. Y sinó, que se lo pregunten al mostrenco de Duchamp, que dejó a todos estos personajitos tan cool por los suelos cuando presentó el famoso urinario como pura y dura obra de arte (lástima que, para variar, acabara fargocitado por su propio ideario, y se conviertiera así mismo, en otro referente in).
En cuanto a la escasa capacidad de pensamiento del humano del siglo XXI, qué les voy a contar... La capacidad de abstracción es casi inexistente, el sentido de la curiosidad nulo y el aborregamiento masivo (valga la redundancia). Es decir, a falta de criterio, y para no quedar excluído y/o marginado dentro del círculo social respectivo, nada mejor que seguir las pautas de comportamiento que vienen dadas verticalmente (que, normalmente, proceden de alguna empresa ya sea bajo el aspecto de un spot publicitario, una crítica o una oferta en la sección de marras de un centro comercial cualquiera). En ambos casos, el hecho de críticar, consigue un efecto de autoexclusión (voluntaria o no) de la masa. La sorpresa suele dar paso a la negación (en muchos de los casos irracional) ante el hecho de poner en duda al elemento totémico, relegando la opinión, por muy argumentada que ésta sea, al foso del ninguneamiento más atroz.
Se trata, ni más ni menos que una sociedad que tiende al clásico fuenteovejunero "todos a la una" a pasos agigantados y que está convirtiendo, a golpe de talonario, elementos nímios en semidioses del ente planetario (occidental neoliberalista). Y, a qué negar que a un servidor le parecería perfecto (dentro de ciertos límites), no implicara todo lo citado más arriba. Lastimosamente no es así. Ahora la pregunta es ¿existe posibilidad alguna de cambio o vamos encaminados a esa sociedad a caballo entre Un Mundo Feliz y 1984? Para variar, si eso, llámenme pesimista. O no.

6 Réplicas:

  At 25/5/06 00:47 Anonymous noemi afirmó:

Con rspecto al tema, te invito si tienes tiempo a que veas mi pensamiento al respecto en
http://noemi.guzikglantz.com/?p=615

Un saludo!

  At 25/5/06 09:44 Blogger Aura afirmó:

Dar una opinión personal se hace cada día más difícil. A riesgo de oír el temible grito de la reina de corazones: "¡Que le corten la cabeza!". O casi. La capacidad de crítica de todo cuanto vemos y percibimos es muy necesaria, para formarnos un criterio, y también para diferenciar el grano de la paja.
Se aprende poniéndolo todo en duda. O así debería ser...

  At 25/5/06 09:47 Blogger Higronauta afirmó:

En un sistema mínimamente libre pensante, tal como usted afirma, Aura, así debería ser. Pero, ¿quién piensa?

Noemí paséme por allí y dejé mi granito de arena ;)
yo creo que la moda puede reflejar muy bien esos elementos socio-culturales de los que hablas, y como tal es un buen objeto de estudio.

  At 25/5/06 15:31 Blogger Ru8iN afirmó:

NO ME GUSTA MATCH POINT.
uys ke bien me siento ahora...xDDD

Gran post, Sr. Higronauta.

Saludos desde La Bellota!

  At 25/5/06 16:42 Blogger Higronauta afirmó:

Lo que un servidor no entiende es cómo y por qué ir o estar a la moda puede llegar a convertirse en un estilo de vida, pussy...

Gracias maese Ru8in. Y en cuanto al desahogo, mejor no empiezo, porque necesitaría varios blogs para quedarme, como mínimo, a gusto :P