<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, mayo 26, 2009
10:58 p. m.

De la Incongruencia o la redudancia ministerial

rubricado por Higronauta

CONSULTA DE VOCABLOS VARIOS

Antes de lanzarnos en despropósitos varios, un breve inciso para consultar algunos conceptos lingüísticos en el sacrosanto Diccionario Real de la Academia Española.

igualdad.

(Del lat. aequalĭtas, -ātis).

~ ante la ley.

1. f. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos.

justicia.

(Del lat. iustitĭa).

1. f. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.

2. f. Derecho, razón, equidad.

derecho, cha.

(Del lat. directus, directo).

1. adj. Recto, igual, seguido, sin torcerse a un lado ni a otro.

2. adj. Justo, legítimo.

3. adj. Fundado, cierto, razonable.

feminismo.

(Del lat. femĭna, mujer, hembra, e -ismo).

1. m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.

2. m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

NOTICIOSOS

«La Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la más joven de las de titularidad pública de la Comunidade Madrid, se ha propuesto formar profesionales en el ámbito jurídico para la Igualdad». (Fuente: ABC)

DIVAGACIONES

  1. La creación de un Ministerio de Igualdad resulta un fenómeno contradictorio con el imaginario progresista y avanzado que nos quiere vender este Gobierno nuestro. No podemos ser tan punteros social y moralmente (lo económico, si eso lo dejamos para otro momento) y crear un estamento social para que luche por unos derechos que, según teoría, ya son nuestros.

  2. Afirman las lenguas (las malas, las buenas, las reguleras) que un ministro está realizando bien su trabajo cuando pasa inadvertido en los medios de comunicación. Realicemos un ejercicio para ejemplificar esto: Reflexionen un poco (pero tampoco se sobrepasen, que con este verano precoz que estamos teniendo, cualquier intento de pensamiento es harto agotador) y hagan una relación con flechas entre Grupo A y Grupo B en tanto que grupo A: Ministros y grupo B: Motivos de su popularidad.

  3. Si han claudicado en el punto 3 (o si no, concédanme la razón como a los orates), podremos entonces coincidir en que doña Aido debe su ascensión a la picota multimediática gracias a sus garrafalismos metepatosos y que, vista su trayectoria, se producen en clara progresión exponencial , desde su ya iniciático y, a estas alturas casi entrañable «miembras», hasta su última máxima donde compara un aborto con un implante de pechos: «Una menor también puede ponerse tetas sin consentimiento paterno» (a todo esto, ¿”tetas” no es una palabra peyorativa, al tratarse de los pechos de una fémina? Dudeo...).

  4. Puestos a rizar el rizo (o a seguir con su «hasta el infinito y más allá»), se publica hoy en la prensa (ver Noticiando) la futurible creación de un “título de grado en Igualdad”.

Inciso: Llegados a este punto, la enumeración ordinal se queda pequeña e inservible y hay optar por un cambio de opción para la computación.

  1. Si la Igualdad es “el principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos”, ¿no resulta redundante que coexistan, como parientes consanguíneos, un Ministerio de Justicia y un Ministerio de Igualdad?

  2. Si el derecho es aquello “justo, legítimo” (sic) y la igualdad el citado principio sobre “la capacidad para los mismos derechos”, la desvinculación y/o especialización entre los estudios de Derecho y el novedoso Graduado en Igualdad no deja de ser una redundancia 2.0.

    Dos apostillas a esta información para aquellos que estén pensando en la réplica racional: 1) El resto de especializaciones relativas al derecho se fomentan en un ámbito específico. No es así el caso de este graduado, que lo único que conlleva es a una separación intrínseca entre Ciudadanos en tanto que género. Y 2) Hasta la propia ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) ha puesto objeciones a los estudios en cuestión bajo afirmación-confirmación del solapamiento con los estudios de Derecho.

  3. La propuesta de la URJC «no es feminista» ni está impregnada de la filosofía de género que alienta numerosas acciones del Gobierno. «Se construye al amparo de la política de la Comunidad de Madrid acerca del papel de la mujer en la sociedad, como se ha puesto de manifiesto en las jornadas celebradas en el campus y en las que han participado representantes del Gobierno regional»”. Esto... oigan... si según el DRAE, el feminismo implica una consecución de igualdad en tanto derechos entre hombres y mujeres, ¿me puede alguien explicar como la propuesta de marras puede no ser feminista? (A no ser que se parta de una concepción del feminismo anacrónica y reaccionaria, la misma que buena parte del electorado celtibérico tiene instalada en su imaginario desde tiempos inmemoriables. Aunque, claro, eso volvería a lanzarnos de pleno al terreno de la incompatibilidad entre lo que es y lo que pretende ser).

(IN)CONCLUSIONES

Visto, una vez más, el claro antagonismo existente entre la imagen pública que se pretende mostrar de nuestra querida celtiberia (tanto al exterior como al interior) y la realidad social de nuestra cotideanidad, está claro que este país necesita elevadas dosis de reflexión y autocrítica. Más aún si tenemos en cuenta propuestas como éstas, que no hacen más que sacar a la luz el arcaico imaginario colectivo de los españoles, tirando piedras sobre tejado propio. O Somos o No Somos, pero resulta incogruente promover propuestas de tinte progresista basándose en un reclicado sinsentido y redudante de conceptos clásicos. A fin de cuentas, no se puede incurrir en la presunta inocencia (social) cuando los hechos a juzgar son claramente contradictorios y culpatorios. O, como bien afirma el refranero, “A Dios rogando y con el mazo dando”. O sea.

Etiquetas: ,

7 Réplicas:

Esa universidad creo que quiere ganar un premio a la carrera más surrealista (esa licenciatura conjunta de Teleco e Informática...)

Justo ayer comentaba una situación parecida (también referente a género de los ciudadanos) con una profesora: se rumorea que hay cierta preocupación por la falta de ingenieras en este país, y que piensan hacer algo al respecto. Y tiemblo ante esta perspectiva, maese, se lo digo: por igualdad, va a tener que haber siempre al menos una mujer en todos los grupos que se coman los marrones. Y, en un mundo donde somos cuatro gatas, estoy viendo que va a pringar hasta la de la limpieza.

No acabo de entender por qué esa insistencia en que hay diferencias irresolubles y, por tanto, se necesitan medidas (como una carrera, por ejemplo... qué increíble, de verdad) para igualarlas. En mi caso, ya le digo, en un mundo formado en su mayoría por hombres, no me he sentido ni rechazada ni discriminada en ningún momento (afortunadamente). ¡Si en esa especie de "ultramarinos" que es la tienda de la universidad venden hasta compresas!

Creo que el rollo de la tolerancia les está afectando demasiado; todo esto me suena más a caridad, ésa de "oiii pobre, que no es TAN guay como yo, vamos a hacer algo para que no se sienta mal...". Y no me parece bien, porque no creo que la mujer necesite ninguna ayuda para demostrar su valía (no más que el hombre, en cualquier caso).

Y le dejo ya, que me voy a ver si quedan plazas en la Women Division de Google...

Saludos :)


pd.- hagan el favor de beber sin medida a mi salud... jo... :(
Está todo tan bien expuesto que me declaro orate.

Saludos

  At 27/5/09 10:43 Blogger porlacara afirmó:

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

orate:
1 com. col. Persona de poco juicio y prudencia.

Nunca te acostarás sin saber una cosa más...

  At 27/5/09 11:09 Blogger Marta afirmó:

Pero que esperas hombre de dios...
con un currículum como este (que curiosamente alguien el aconsejó retirar de su blog a esta brillante ministra):

Nombre: Bibiana Aído.
Ocupación actual: Ministra de Igualdad.
• 31 años.
• Prácticas en Unicaja durante el periodo agosto - octubre de 2000 (3 meses).

• Iturri S.A.: noviembre 2000 - septiembre 2001 (10 meses).

• Caja San Fernando: contrato desde diciembre 2001 al 15 marzo 2002 (3 meses).

• Observatorio de Emprendedores de la Universidad de Cádiz: abril 2002 – diciembre 2002

Y ahora...redoble de tambores salta a :

• Delegada provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz.

• Directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía: julio 2006 - marzo 2008.

• Desde abril de 2008, máximo responsable del Ministerio de Igualdad

Y por supuesto, ahijada de Chaves, claro...aunque eso no aparece en su currículum.

Esque en Cádiz al final nos conocemos todos...

  At 27/5/09 16:19 Blogger Angalqua afirmó:

Mhh, es una pena que me halle en la picota examinatoria. Este es un tema sobre el que creo se puede discutir largo y tendido, y no dispongo de tiempo. Que exista una carrera centrada en temas de género de entrada no me parece mal, otra cosa es como ésta se justifique y cual sea el sesgo político que tome. La perspectiva de género y el pensamiento feminista, tanto en el plano puramente político como en el filosófico, son elementos necesarios para comprender nuestra realidad y básicos en toda praxis que pretenda algún tipo de cambio social...
En fin no me extiendo que me pierdo
¿Alguien tendrá los cojones suficientes para decir que la discriminación positiva es tambien discriminación a secas?

  At 30/5/09 19:23 Blogger Higronauta afirmó:

Querida Saricchiella esa supuesta necesidad a la paridad directamente impuesta por la discriminación positiva, a día de hoy, y en el país en que estamos, acaba conllevando, no que la valía en tanto que género sea igualada, si no que, independientemente de su profesionalidad y su capacidad, una mujer puede estar en un puesto que antaño estaba reinado por un macho. Es decir, que lo que se iguala, no es el Derecho, si no el género. De ahí que los ministerios estén regidos por elementos incapaces, hombres o mujeres.

Ya le pasaré pues, maese Möbius, las señas de mi cotolengo, donde se come muy bien, y las enfermeras (mujeres) no nos cuidan del todo mal.

Ahí le ha dado, maese Porlacara.

Querida Marta, desconocía ese currículum "eléctrico" de doña Bibiana, pero, a qué negar, que no es de extrañar. A fin de cuentas, y habiéndolo visto y sufrido desde dentro, la importancia política de cualquier afiliado a partido cualquiera, no depende, la mayoría de las veces, de su valía, si no de su capacidad de oratoria (en menor medida) y de trepar (en mayor medida). La evolución ha realizado cambios en el ser humano, pero, los que más ágil y rapidamente trepan, siguen siendo los que más tiran de la manada.

Pues sí, maese angalqua, toda una pena que no disponga de ese preciado tema. Cuando ande más descansado, si gusta, podemos segir la confrontación oratoria, ya sea por acá, ya sea vía ecorreo.

Dicho esto, coincido en esa necesidad del estudio sociológico para el entendimiento del ahora. Aún así, como ya he comentado, hasta la ANECA afirma que la futurible carrera es una redundancia de lo existente. Y, si me apura, decirle, que en buena parte de los estudios sociológicos que se realizan, el concepto de igualdad de derechos en tanto que género suele caer siempre en el ámbito de lo laboral y/o político, desnostando, las más de las veces, a un grupo de mujeres que, en tanto que mayoritario en esta sociedad nuestra, no parecen contar para nada: las marujas (dicho sin sentido peyorativo alguno, apostillo). O sea, que, para un servidor, los estudios realizados están demasiado sesgados en virtud de una necesidad de respuesta y noticiosidad que los acaba tornando bastante vácuos.

Doctor mapuche, respondo: no. El miedo al reaccionarismo retrógrado y a la exclusión social se encarga de ello. Luego, que las políticas de ecuanimidad suelan ser armas de doble filo, que conlleven más un retorno a las cavernas que un avance, es caso a parte. Ahora mismo, me viene en mente, por citar un ejemplo, las políticas lingüísticas que utiliza la Generalitat de Catalunya para defender y promover la lengua patria, que, desde hace años, no hacen más que ir en detrimento del uso del catalán en favor del castellano. Y ese es un ejemplo entre miles, en una sociedad, la nuestra, que a golpe de leyes e imposiciones, pretende que unos pollitos cualquieras se lancen a volar a la hora de haber salido del cascarón.