<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, mayo 12, 2008
10:04 p. m.

El revistero higronáutico: Scifiworld

rubricado por Higronauta


La edición y publicación a estas alturas de siglo de una revista como SCIFIWORLD no puede resultar más anacrónica y vácua. En un (primer) mundo donde la cibertecnología se encarga de facilitar y democratizar el acceso a la información, masificada, sí, pero instantánea en tanto que globalizada internáuticamente hablando, una revista que pretende recoger una serie de avances y reportajes sobre estrenos cinematográficos de género es ya antigua antes si quiera de que la tinta de su impresión se halla secado si quiera.

El problema, quizás, no radica en la publicación en sí (y mucho menos en su target), si no en su selección de contenidos. Existiendo como existen miles y miles de páginas que recogen casi al instante lo más novedoso del sector y con un grupúsculo de elementos autoproclamados críticos y analistas no puede pretenderse lanzar al mercado una revista con contenidos básicos y, sobre todo, efímeros.

Porque hace unos años, en un tiempo donde la oscuridad informativa era una constante, el menú cultural que nos oferta SCIFIWORLD podía resultar fresco, atrayente y envolvente. Pero a día de hoy, la apuesta debería venir encaminada con unas propuestas, si no arriesgadas, sí, como poco, diferentes. Un artículo somero (qué digo somero, somerísimo) sobre The Sarah Connor Chronicles habiendo como hay un buen puñado de webs que han analizado la serie hasta el más mínimo detalle, me parece, a parte de una falta de respeto para con el comprador/lector, una aberración. Decántense por analizar cintas ajenas al mundanal blockbusteriano favoreciendo así su difusión y promoción, ofrezcan suculentos reclamos dadivosos (como los carteles del actual número, por ejemplo), o realicen artículos mucho más profundos sobre los temas tratados. Pero, por favor, no se queden en la superfície, convirtiendo, lo que podría ser un hito kioskero en un mero Reader's Digest del cine de ciencia ficción, terror y fantástico.

Al mismo tiempo, ese espíritu (post)fanzinero produce algo de dentera, no ya solo en los textos, quizás en ocasiones demasiado apasionados y deformados, si no en esos pies de imagen que parecen buscar más la jocosidad entre amiguetes que cualquier atisbo de rigor para con la fuente y lo que en ella se ve. Sentencias como «A veeer... ¿dónde habré dejado el Ipod?» en una captura de Tony Stark trabajando en la armadura férrea, o «Qué bien me vendría ahora una sesión de Botox! Quizás más adelante» bajo una estampa de un Terminator algo dañado no viene más que a enfatizar y perdurar los tópicos subyacentes, tanto para este tipo de cine como para sus seguidores.

La conclusión a la que llega el que esto escribe es que resulta totalmente innecesario el desembolso de los 3,20€ que cuesta la citada revista para acabar como poco igual de informado de lo que se estaba en un inicio y con la sensación de estar leyendo una web casera cualquiera en formato papel y con la caducidad repentina consecuente a los tiempos que corren. Quizás debieron quedarse en su web y con su pdf descargable. Aunque eso, el tiempo y, sobre todo, las ventas, lo dirán. O sea.

Etiquetas:

12 Réplicas:

  At 12/5/08 23:07 Blogger kuroi yume afirmó:

jejeje, no tiene corazón... aunque eso no le resta ni un ápice de razón en su análisis. Aunque seguro que se dijeron cosas similares de los primeros números de Cahiers (jejejeje)

Muero de ganas de seguir esta nueva sección. Jogosa, jugosa...
La mejor revista de cine que se ha editado en España en los últimos años ha sido Travelling, al menos para los interesados en el mundo del cortometraje. No pasó de 5 números, pero guardos los ejemplares como oro en paño.

  At 13/5/08 00:16 Blogger absence afirmó:

Hace unos años me hubiera lanzado sobre la revista, y la hubiera coleccionado. Ahora es que no me preocupo ni de mirar los titulares.

  At 13/5/08 00:38 OpenID drzito afirmó:

Bien hecho. Que sepa que hasta sy presunto target la desprecian.

  At 13/5/08 01:53 Blogger CULOZ afirmó:

Debe hacer casi dos lustros que no compro revistas de cine (y ya por entonces la única que compraba era Imágenes de actualidad). Habiendo todo lo que hay de cine en Internet es tontería.
A cosas como Famous Monsters of Filmland sí que me habría gustado echarle el ojo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yo, que soy de fácil ilusión, que guardo bajo una película de polvo todas las Fantastics de sus dos épocas, fui raudo al quiosco para hacerme con el primer ejemplar y... no puedo hacer si no suscribir sus palabras punto por punto.
Sigo pensando que internet no matará el papel siempre y cuando éste sea lo suficientemente audaz y ofrecer algo digno de ser coleccionado.
Ni me molesté en comprar el número 2. Ni póster ni leches.

  At 13/5/08 18:21 Blogger CULOZ afirmó:

Yo del Fantastic tengo varios números de cuando molaba. Y el Fangoria español lo tengo entero desde el nº 0.

  At 13/5/08 20:48 Blogger Higronauta afirmó:

Maese Yume, nada más deseable que un giro en la línea editorial sobre esta revista, así se lo digo.

Maese Lebowski pues me acaba usted de ampliar conocimientos, porque desconocía la existencia de esa publicación y mucho menos que hubiera habido una en este país dedicada al mundo del cortometraje.

Con el paso del tiempo, el aumento de conocimientos vía internáutica y el correspondiente aumento de precios, también he optado, don Absence, por la eliminación de revistas del presupuesto mensual. Quizás de esa carencia halla surgido por eso la idea del revistero...

En el caso de un servidor, dr. zito no era "presunto". Ahora, ni eso.

Maese CULOZ un servidor dejó la cinematografía magazinera en el momento en que el número de páginas publicitarias igualó al de las informativas. Eso sí, no me pregunte el año, que no me acuerdo.

Seguimos a gatas en cuanto a publicaciones de género (en tanto comparativamente) y quizás por eso sea que cosas como ésta duelan más de lo debido.

Maese Estanli, lo mismo pasóme. Y de ahí la decepción.

  At 14/5/08 19:58 Anonymous Anónimo afirmó:

Jo, pues a mí me ha gustado mucho! ¿Que la info se puede encontrar en internet? No toda ... en la entrevista de Doug Jones él mismo dice que aparecerá en Quarantine. Esa información yo no la he encontrado en la red...
Lone Driver

  At 14/5/08 22:17 Blogger Higronauta afirmó:

Cuestión de criterios, maese Lone Driver. Y en cuanto a lo que comenta, en la página del propio Doun Jones no sólo está listada su cameo en Quarantine, si no también su aparición en las futuras Super Capers y Legion.