<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, noviembre 28, 2006
8:57 p. m.

Sociología de estar por casa

rubricado por Higronauta
Si algo caracteriza al sistema neoliberal que nos ha tocado malvivir es el hecho que se trata de un elemento histórico que ha sabido modificarse y adaptarse al medio, siempre avanzando hacia adelante, aprendiendo de sus propios errores cual si de un experimento se tratara, aprovechando los recursos que tiene a su alcance y renovando conceptos y contenidos para beneficio propio.


Ha aprendido, tras muchos años de rodaje, a manipular a los Ciudadanos a su antojo, gracias al Cuarto Poder, ese brazo armado ejecutor que se encarga de engañar, esconder y malversar cualquier tipo de información. La objetividad se ha convertido en un fruto caduco y la pluralidad se halla en aras de la extinción. Sabemos lo que debemos saber. El resto es fútil.

Ha conseguido también introducir el factor miedo en el imaginario colectivo. No sólo a nivel terrorista, tan de moda estos últimos años, si no sobretodo a nivel personal. Se crean individuos inestables y de autoestima dudosa para poder utilizarlos al gusto. Esto se favorece con unas medidas sociales deprimentes, una calidad salarial ínfima y una macroeconomía asfixiante e insoportable en la mayoría de casos. Avanzamos a pasos agigantados hacia los inicios de la industrialización, donde las jornadas eran harto longuas y los sueldos miserables.

Magnífica metáfora montypythoniana

Y uno se pregunta como puede darse esto, tras años y años de lucha obrera por la consecución de una serie de derechos para el trabajador. Si bien los factores son varios y harto complicados de analizar, algunos de ellos bien podrían ser:

- El propio miedo del que hablábamos un poco más arriba, que condiciona al elemento a ser un títere pusilánime, falto de capacidad para si quiera, patalear por unos derechos que son suyos por decreto.

- Falta de memoria (histórica): al contrario que el sistema que ha aprendido de sus propios errores, el trabajador siempre es una tabula rasa que tiende a chocar de cabeza contra el mismo propio muro de absurdidades y terquedades que se le han puesto delante para que no avance.

- La ausencia de conciencia de clase. Y es que los medios se han encargado más que bien de limpiar imaginarios y tamizarlos al gusto. Las dos opciones de moda en la actualidad son, o bien que no existen clases sociales, o bien, siendo un poco más permisivos (y menos aberrantes) que la mayoría de personitas que componen una nación son "clase media". Me definan a mi que demonios quiere decir clase media, que, si mal no tengo entendido, es una categorización que se basa, simplemente en unos ingresos, con un sesgo harto manipulado: o se tiene un sueldo inferior a 200 euros y se cae en la "clase baja" o se tiene un sueldo entre los 200 ¿y los? ¿600 €? ¿700 €? y se engloba uno en la clase media o se tienen millonadas y se acomoda uno en la élite. Llámenme anacrónico si desean, pero un servidor se considera clase obrera, por el mero hecho que cada día, a eso de las 7 de la mañana, se tiene que levantar para alienarse ocho horas en su lugar de trabajo. Pero bueno...

- El ombliguismo egocéntrico. Una de las piezas claves del sistema es el haber conseguido, bajo una suma de factores, que a nadie le importe nada lo que le pueda pasar al prójimo mientras su persona permanezca intacta. De esta forma se eliminan de un plumazo las posibles problemáticas venidas de una suma de elementos dispuestos a defender sus derechos propios. Divide y vencerás, que dijo que dijo Julio César.

- Placebos consumistas. El concepto del pago fraccionado no es nada nuevo. En la época franquista ya se habían inventado las famosas "letras" para que los españolitos subdesarrollados pudieran adquirir propiedades a plazos durante eternidades varias, y siempre con beneficios para terceros. Aún así, nos hallamos ante un boom consumista. La gente gasta más que posee gracias al recurso del vanagloriado "crédito" y se cree en una posición social más elevada que la que le pertoca de por sí. Lo que parece obviarse en esta ecuación es el hecho que el endeudamiento es cada vez superior y asfixiante, por no hablar ya del caso en que los tipos de interés suban y los señoritos de clase media no puedan pagar sus televisores de cuarenta y ocho pulgadas o sus Audis A4, por no hablar de la propia vivienda. Riqueza virtual venida a menos que siempre o casi siempre, acaba saliendo más que cara.

El centro del mundo


Toda esta parrafada que les he soltado, que a estas alturas deben andar preguntándose a santo de qué venía no es más que fruto del razonamiento de un servidor ante situaciones como la que se produjo en el aeropuerto del Prat en julio de este mismo año, cuando los trabajadores bloquearon las pistas con la intención de reclamar unos derechos que eran suyos siendo vituperiados y vapuleados (metafórica y literalmente hablando) no ya por todos los órganos de poder, incluídos los medios de comunicación, si no también por la falta de conciencia y de solidaridad por parte de todo hijo de obrero. Toda esta parrafada viene por el hastío que me provoca ver que, cada vez que alguien se organiza y se moviliza por una serie de derechos, siempre hay una cantidad ingente de voces contrarias, que, en un momento u otro, van a acabar encontrándose en la misma situación. Todo esto viene porque aborrezco a esas personas que habiendo caído en el estereotipo de Ciudadano prefabricado y aborregado, no saben más que quejarse cuando una manifestación cualquiera les impide dirigirse a su punto de destino en el tiempo calculado. Todo esto viene por lo abominable de la situación en la cual todo el mundo es libre de manifestarse, de declararse en huelga y de luchar por sus derechos, siempre que no moleste a nadie.

Pero mientras tanto, como buenos españoles que se precie, seguiremos quejándonos en los pasillos de que todo nos parece una mierda. Y es que en la escala involutiva, la nueva especie humana es el homo irónicus neardenthalis. O algo que se le asemeja en demasía. O sea.

12 Réplicas:

  At 29/11/06 03:01 Blogger RUFUS afirmó:

No quiero ser el mamporrero de turno pero éste escrito es simplemente brillante. Y digo simplemente porque no quiero entrar en complejos “apostillados” dogmáticos que podrían derivar al pamfletismo más trillado.
Ciertamente será porque coincido ideológicamente con muchas de sus afirmaciones que no me queda otro remedio que asumir el sumiso rol de correligionario.

Eso de “el estereotipo de Ciudadano prefabricado y aborregado”, joderr, cuantos recuerdos me trae, cuando trabajaba en una gran empresa. La sala de descanso, al lado de la cafetería, siempre estaba infestada de gente quejándose de toda la jodida jerarquía y su burda manera de pisotear sus derechos amparados en el convenio del sector. Pero luego venían las reivindicaciones de “verdad” con parones, huelgas y demás, y el personal se escaqueava que daba gusto.

Mucho quejarse de boquilla y luego todos a tragar sin masticar.

No hablare del neo liberalismo económico porque es de chiste. Bajo ese bonito principio de la libertad individual se esconde la perversa realidad del canibalismo despiadado. No todas las personas son iguales, existen desventajas objetivas. Los liberales son impermeables a esa realidad y promueven la primacía del poder factico, porque a diferencia de los consumidores compulsivos (y individuales) ellos si que tienen conciencia de clase (y bien que la defienden).

Salut y republika bananera
sin embargo debes saber, queridísimo higronauta que dentro del mundillo de los mass media, aún quedamos algunos especímenes nada reconocidos en la profesión, que preferimos hacernos putas para poder comer que ejercer de senyoritas piriodistas y prostituirnos intelectualmente. La Esperanza (no aguirre) es lo último que se pierde
totlamente de acuerdo con sus cuatro puntos de discordia.
genial post, querido Higro.

  At 29/11/06 11:44 Anonymous Athos afirmó:

El borreguismo se instaló hace muchas décadas. Dificil extirpación.
Excelente artículo.
Saludos
Lo peor es cuando esas personas que se ponen nerviosas porque no van a llegar a su trabajo a tiempo cuando hay una manifestación, son precisamente esas a las cuales su empleo depende de un hilo, que están puteadas trabajando por un mísero sueldo (o gratis) porque saben que su jefe tiene las de ganar, ya que siempre habrá mil personas dispuestas a hacer el trabajo sucio. Con lo cual, todo se sustenta de una manera perfecta y casi sin fisuras... ascovida...

  At 1/12/06 21:27 Blogger Higronauta afirmó:

Usted lo ha dicho, maese miultimodia, la cuadratura pluscuamperfecta del círculo.

athos, creo que a estas alturas, la abolición del borreguismo es un factor casi imposible de darse, visto el nivel que hay. Lo peor es que la cosa parece que puede ir a más...

Pussy me alegra la coincidencia muy mucho.

aspronauta sin duda es usted una especie en extinción (tenga cuidado no lo metan en un frasco con formol y lo guarden para mostrar a generaciones futuribles).

Don rufus me alegra que le guste. Y tiene usted razón, tratar esta temática sin caer en el panfletismo es harto difícil (no creo ni que un servidor lo halla conseguido).
De borregos, nos encontramos a diario en nuestro mundanal ruido, y a veces, es exhasperante el nivel de sometimiento que sufren personas por unas condicionas infrahumanas, sí. Está visto que estamos condenados a la estulticia eterna...

  At 2/12/06 12:01 Anonymous Anónimo afirmó:

Genial post, Sr. Higronauta. Ha dado de lleno en el clavo al decir que "seguiremos quejándonos en los pasillos de que todo nos parece una mierda." No hay nadie, con relevancia ejecutiva entiendase, que tenga fuerza suficiente para hacer girar las cosas a terrenos más razonables. Y no lo hace nadie, porque es más fácil, y más ventajoso para cierto sector de la población aborregadamente dirigido por los intereses creados por el sistema político y los que lo dirigen. Tanto el sistema político(y por tanto el legal) como el sistema económico son fruto de las revoluciones burguesas y del pensamiento burgués del xviii. Con un panorama así, no se pueden esperar grandes cosas, el sistema defiende el statu quo, y el statu quo que importa es el que beneficia a los herederos de los padres de nuestro sistema.
Esa gran falacia que es la social democracia, intenta hacer creer y lo consigue, que burgueses lo somos todos, o lo podemos ser, con los ajustes apropiados, cosa que en lo económico y de otra manera también defienden las ramas conservadoras pero tanto unos como los otros, lo defienden solamente como una herramienta retórica.
Y es que el problema, a mi entender, es algo de base. Una cuestión de poca vision general y de cabezas construidas para la obediencia sin cuestionamiento, para la eterna minoría de edad en nuestra vida política y económica. Ya nadie puede decir capitalismo, clases sociales, y alienación, sin temer ser vilipendiado de arcaico, de pasado de fecha, de nostalgico de las viejas falaciasmarxistas que han quedado fuera de toda plausibilidad, porque fijense lo que paso en Rusia. Nadie parece plantearse en voz alta y en los foros adecuados, que el problema está en los conceptos fundamentales que defiende nuestro sistema economico y social...

  At 4/12/06 19:09 Anonymous Anónimo afirmó:

Higronauta me ha encantado el post. Mientras la juventud que se supone que es la que siempre ha poseído la mayor rebeldía y la mayor fuerza para enfrentarse a lo que les viene impuesto,en esa época de la vida donde uno cree que puede cambiar el mundo y con el futuro tan negro que tiene por delante, ahora únicamente le importa y se moviliza por que no le quiten su preciado botellón... Creo que retrocedemos en el tiempo y en el desarrollo social por culpa de una sociedad compuesta en su mayoría por lerdos. Con perdon para los lerdos

  At 7/12/06 21:43 Blogger Higronauta afirmó:

Lo que no acabo de entender. maese anónimo es cómo se consigue ese punto tal de aborregamiento humano que impide que los individuos vean el pozo económico-social donde se hallan inmersos y que puede resultarles costoso no sólo en cuestiones monetarias, si no también de salud. La tierra de los muertos vivientes, oiga.

yedra, es ese ombliguismo del que hablaba: lo único importante es el botellón, el coche y muuuucho más adelante, la vivienda y la família. Pero como todo quisque anda igual, nada se puede hacer, parecemos pensar. Y lo que más le ofusca a un servidor es que el grupo de elementos explotados (sí, utilizando el mal llamado anacronismo) formemos un porcentaje del 90 (como poco) por ciento de la sociedad neoliberal primermundista globalizada y aún así, sigamos pasando por el aro, generación tras generación, por los siglos de los siglos.

  At 8/12/06 11:23 Anonymous Anónimo afirmó:

Quien pasa por el aro, lo hace porque no le queda más remedio, el sistema defiende como todo organismo organizado, su propia subsistencia, y lo defiende de forma global, sistémicamente(con medidas políticas, legales, morales) y de forma parcial, con la contribución callada de cada sujeto que va a su puesto de trabajo, arrebata plusvalias o no, en su cochecito o medio de trasporte urbano, y qué se siente aliviado de no estar en la situación de tantos que no pueden decir que tienen su bienestar solucionado (y que son como una especie de runrun amenazantebarravergonzante del individualista way of life). Nadie ve porque ver es algo que esta relacionado con las estructuras lingüisticas que cada sujeto tiene en la cabeza, y esas estructuras no llegan por ósmosis, el sistema necesita un deficiente sistema educativo para el grueso de la población, que forme cabezas tan básicas como sea posible. Y el problema es que esto no solo se dá en la educación obligatoria y secundaria, es algo tan extenso como el propio sistema, y que además no puede ser paliado en el entorno doméstico bien sea porque los miebros no estén capacitados, bien porque no dispongan del tiempo suficiente para hacerlo dado sus horarios de trabajo.
La pregunta que le planteo pues, maese anónimo es: ¿hay salida o solución viable para esto? Porque un servidor, mal que le pese, no consigue verla por lado alguno.

  At 12/12/06 00:46 Anonymous Anónimo afirmó:

la solución va de la mano de la utopía, lo que es claramente una gran mierda. Demasiados intereses creados, demasiadas mentes construidas por y para engrandecer (sin saberlo o sabiendolo depende de en que lugar se haya nacido) el sistema de marras...