<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, noviembre 09, 2004
8:59 p. m.

Odio el fútbol

rubricado por Higronauta
"Once chicas decididas a llegar con el balón hasta el fondo de las mallas en el marco del amor"
Tema principal de Las Ibéricas F.C.

Les voy a confesar un secreto: odio el fútbol. Sí, como lo oyen, no lo soporto. Presupongo que alguno de ustedes estarán pensando, tras leer esa afirmación que debo ser un tipo raro, que debo ir de intelectualoide, o algo por el estilo. Nada más lejos de la verdad. Aquí, donde me ven (perdón, donde me leen), yo era aficionado al balompié en mis tiempos mozos (la inocencia que da la juventud, creo). Porque a medida que han ido pasando los años, ha dejado de ser un deporte donde veintidós tipos en gallumbos intentan meter un pedazo de cuerto entre los tres palos, para convertirse en un circo multimedia. El negocio está servido. Y quizás, si sólo fuera eso, un negocio más, no me importara tanto. Lo que más me repatea (nótese el juego de palabras) es que halla destronado a la religión en aquello que Marx calificó tan acertadamente como "el opio del pueblo". Y no por motivos teológicos precisamente...

Image Hosted by ImageShack.us

Porque fútbol es no poder ni ir a comprar tabaco un domingo por la tarde sin temor a acabar semivapuleado por los "hinchas" si en ese momento alguien marca un gol. Porque fútbol es tener que soportar, al igual que la prensa rosa, programas, programas y programas de pajilleros (no me viene a la cabeza otro nombre) analizando cada jugada, cada estrategia, cada brizna de hierba del campo. Porque futbol es tener que quedarse en un autobús veinteminutos detenido en un semáforo, gracias a un señor guardia urbano, porque el partido acaba de acabar, y la preferencia es para los futboleros (esto que les cuento me pasó el domingo pasado, palabra de Higronauta). Porque futbol es que los "transportes públicos", cuando hay partido importante, alarguen su horario hasta que todos los forofos están bien recogiditos en casa, con la señora al lado, viendo las mejores jugadas en uno de los programas arriba citados (y que no tenga uno la mala suerte de encontrarse en el susodicho transporte cuando la marabunta de humanidad se avalancha hacia o desde el campo de fútbol).

Image Hosted by ImageShack.us

Sinceramente, creo que España no progresa mas por culpa del fútbol. Sino, echen cuentas de las horas que se pasan viendo balonadas. Porque los españoles, entre las horas de sueño, las de comidas, las de trabajo y el fútbol, creo que a duras penas deben tener quince o veinte minutos libres a la semana (a eso quítenle diez del fornifolle semanal y ya me dirán lo que les queda...). Y es que si "el fútbol es así", España es asín. A ver si me sale un hijo Ronaldinho y me retira al menos.

Image Hosted by ImageShack.us

2 Réplicas:

  At 10/11/04 12:58 Blogger Woed afirmó:

Yo también pertenezco a la inmensa minoría que odia el fútbol. Ya no es que no me guste, es que lo odio literalmente. Todavía no entiendo como la gente es capaz de alienarse de tal manera sabiendo que el jugador que menos cobra, ganará más dinero en unos pocos años que nosotros en toda una vida, que triste.
En el tema del capital que mueve el opio éste no he entrado porque es desquiciante. Desde aquí promovería la plataforma "Futbolistas con sueldo de funcionarios YA!!" :P