<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, enero 08, 2008
10:42 p. m.

Don Juan Carlos I: Nuestro rey campechano

rubricado por Higronauta



Discurso de Don Juan Carlos I el 22 de Noviembre de 1975 en las Cortes Españolas (min. 3:41 del segundo vídeo):

«Como Rey de España, título que me confieren la tradición histórica, las Leyes Fundamentales del Reino y el mandato legítimo de los españoles me honro en dirigiros el primer mensaje de la Corona que brota de lo más profundo de mi corazón. Una figura excepcional entra en la Historia. El nombre de Francisco Franco será ya un jalón del acontecer español y un hito al que será imposible dejar de referirse para entender la clave de nuestra vida política contemporánea. Con respecto y gratitud quiero recordar la figura de quien durante tantos años asumió la pesada responsabilidad de conducir la gobernación del Estado. Su recuerdo constituirá para mi una exigencia de comportamiento y de lealtad para con las funciones asumo al servicio de la Patria. Es de pueblos grandes y nobles el saber recordar a quienes dedicaron su vida al servicio de un ideal. España nunca podrá olvidar a quien como soldado y estadista ha consagrado toda la existencia de su servicio»

Etiquetas:

12 Réplicas:

  At 9/1/08 00:41 Anonymous Angalqua afirmó:

Delicioso icono Superlopez...
Uno que es Enemigo de España, rojo, radical y esas cosas que se dicen, no entiende como los constitucionalistas defienden la figura del rey como aglutinante del estado, si este es nuestro cemento luego se extrañan de que vaya la cosa como va

  At 9/1/08 01:03 Anonymous Dr Zito afirmó:

Fijese que planeaba usar el primer video para un montaje de terror que estoy planeando.

  At 9/1/08 03:28 Blogger JohnTrent afirmó:

Aggg, que campechano, si.

No quiero monarquía, pero si la quitan y se pone una republica…también tendremos que pagar de nuestros impuestos ingentes cantidades de dinero a parásitos varios. Vamos, que la cuestión es que, como en Alien vs Predator: “Gane quien gane, nosotros perdemos”.

  At 9/1/08 07:13 Blogger kuroi yume afirmó:

jejejeje
es vd. malísimo! No querrá empañar tan nostrada y querida celebración, no?
Y esto lo dice después de dispararle a su hermano.

  At 9/1/08 10:51 Blogger Roski afirmó:

Hombre, es hijo de su tiempo. Lo que me jode es que desde hace muchos años han retocado el pasado para que parezca un rey guay que coincidio apenas un par de veces con Paco (al que además no soportaba). Una dimensión paralela, vamos.

Molan las imágenes de la plaza de Oriente. Se puede sacar tanto de ahí.

Saludos.
Yo a este tio le respeto mucho, al fin y al cabo mató a su hermano para quedarse con el trono, y eso honra a una monarquía que, ya un poco de capa caída, vuelve a retomar las costumbres más arraigadas en la historia.
Pero si es un superhéroe! ¿No han oido las historias que se cuentan? ¿No?! Yo les diré: el King recorre las cayes de ESPAÑA con su moto de 30876 cc, enfundado en un mono de cuero negro, casco integral negro con ribetes rojigualdos, ayudando a los desvalidos.

Él es... the incredible KINGMAN!

  At 9/1/08 14:43 Blogger Aura afirmó:

Ya lo creo que España nunca podrá olvidar "a quien como soldado y estadista ha consagrado toda la existencia de su servicio". Va a ser que no.
Feliz año Maese!

  At 10/1/08 10:53 Blogger Higronauta afirmó:

Somos demasiado conservadores para "un cambio tan radical" como permutar monarquía por república, maese angalqua. Si ya cuesta pasar del catolicismo al laicismo...
Espero que sea para mayores de 18, visto el contenido, Dr. Zito.
Maese JohnTren, parto de una premisa: parásitos haberlos haylos y en demasía, así que es cuestión de eliminar a los más posibles por mera cuestión económica, social e ideológica.
Maese Kuroi, le aseguro que, aunque llevaba tiempo rondándome por la testa la idea de este post, ha sido purita coincidencia que ande leyendo un libro sobre la transición que halla adelantado su publicación y la onomástica real. Palabra de higronauta.
Pussy, ¿quién se acuerda que tuvo un hermano, si a penas nadie recuerda que pasó (y pisó) la línea sucesoria, denostando a su progenitor, don Juan? (de ahí el subrayado de esa tradición histórica, que es, simplemente, una falacia).
Falta de memoria histórica, ucronías y revisionismo conforman, maese Roski, la persona de nuestro querido rey, que, aunque sobradamente alabado durante la transición, todo lo que realizó en ella fue con la finalidad última de consagrar y perpetuar la Corona.
Y no de cualquier forma, estrellita, si no con un tiro entre ceja y ceja, que conforma el homicidio con más grandeza de la posible.
Eso cuando sabe arrancar su moto, don estanli, porque si sigue con los conocimientos que demostró en aquél mítico especial navideño, pocas superheroicidades va a realizar, me temo.
Aura, quizás sea el único resquicio de memoria histórica que nos queda. O no.
Feliz año para usted también, maese loco

  At 10/1/08 18:35 Blogger AGAF afirmó:

Feliz año tenga Ud., esperamos que sea un año lleno de post .Respecto al Rey pues bueno es lo que es y no creo que a estas alturas le vayamos a buscar los tres pies al gato.

Hay cosas peores que una monarquia parlamentaria.