<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, diciembre 10, 2007
11:01 p. m.

Festival erótico-festivo: Blancanieves y los siete enanitos

rubricado por Higronauta
«(...) cuando se ríe, es una película de Luca Damiano. Cuando hay personajes cómicos, es siempre una película de Luca Damiano. Pienso que siempre el sexo se debe afrontar de una manera divertida»
Luca Damiano


Quién más o quien menos con una mente mínimamente pervertida se ha planteado, antes o después, que sucedía en la cabaña de los siete enanos una vez Blancanieves se hubo instalado. Pues bien, ahora ha llegado el momento de saberlo...

Dirigida por el simpar Luca Damiano (aquí pueden leer una entrevista que le realizó maese Minchinela tiempo ha) y con presupuesto húngaro e itálico, Biancaneve e i sette nani (1995) es la última vuelta de tuerca del cuento que versionaron los Hermanos Grimm, trasportándola a un plano mucho más real, gracias a la simple introducción del sexo como un elemento de la cotideanidad.

Historia

Érase una vez una malvada reina narcisista que siempre consultaba a su horrebundo espejo mágico para comprobar que seguía siendo, pese a su edad, la más bella entre las bellas. Y, por el momento, todo estaba bien. Disfrutaba de todos los placeres de la carne gracias a una servidumbre apolínea que gustosa satisfacía todos sus apetitos sexuales, desde la monogamia hasta el cuatro en uno (doble pentración incluída). En palacio vivía también una bella mozuela, de nombre Blancanieves que, por su hermosura hubiera (o hubiese) podido competir con la reina, pero ésta, sabia y malosa que era, la vestía con harapos y la obligaba a realizar las tareas del hogar (en este caso, castillo).

Despertares

Y la situación no hubiera cambiado, si un buen día, Blancanieves, mientras se encontraba barriendo, no hubiera sentido cierto picor en la entrepierna y, soprendida y curiosa, no hubiera empezado a investigar qué pasaba, llegando a conocer en un mismo impass lo que eran la masturbación y el orgasmo, hecho que produjo que se tornara la más atractiva de las mortales (no me pregunten que tiene que ver: dudeo si se trata de que al tener su primer orgasmo se convirtió en mujer y por ende, pudo competir con la reina o si simplemente se trata de un aumento de belleza debido a su culto a onán), provocando la ira de la reina, que hizo que un plebeyo la llevara al bosque con intención de asesinarla y portarle el corazón de muestra a su ama, para así tener pruebas fehacientes del homicidio.

La cuestión es que Blancanieves, aunque pura, tonta no era, y cuando el lacayo se disponía a apuñalarla, se levantó la falda, cosa que impidió que se cometiera el asesinato. O, como ella misma nos comenta directamente a cámara: «Si te ve el chichi no te mata». Ante el estupor del asesino, aprovechó para huir, refugiándose en una cabaña en medio del bosque, con un mobiliario harto reducido.

Y no la mató

Mientras tanto...

El príncipe azul es alentado por su padre el rey para que se case y le provea de nietos. Aboga para que halla matrimonio con su prima, pero él anda receloso por aquello de los lazos consanguíneos y las obvias consecuencias generacionales. Aún así, ante la insistencia de su padre, sube al alfeizar de la ventana donde se halla ella, y se la beneficia, mientras el rey contempla la escena maravillado desde el jardín. Pero el príncipe, a la hora de eyacular, lo hace sobre la boca de su prima, cosa que irrita al rey: «No, en la boca no. Tienes que correrte en el coño», le grita. «Un poco de paciencia padre. No querréis que la deje en cinta la primera vez» responde su hijo. «Yo no quiero quedarme embarazada. A mi me gusta follar, no hacer niños» afirma la interesada. Tras este majestuoso diálogo, queda claro que ella no es la digna candidata deseada. Así que al príncipe no le queda más remedio que partir en busca de futurible esposa paridera.

Los siete enanos

Los siete enanos vuelven a casa tras una longua jornada laboral, entonando una melodía mezcla de pitufos maquineros, tiroleses histéricos y música ferial enervante. Al llegar, se topan con una bella mozuela dormida en sus camastros, y, a qué negar, sus niveles de libinosidad se elevan someramente. Ella despierta soprendida y algo asustada (obvio). Pero, tras las presentaciones iniciales, a un acuerdo mutuo: ella les pagara (no sabemos con qué) y ellos la protegerán y, sobre todo y ante todo, le enseñaran a ser mejor princesa.

Las siete lecciones de los enanos para ser mejor princesa (una para cada enano, sobra decir)

(Nota: Todas las lecciones se realizan con una banda sonora histericamente infantil y ferial y, mientras un enano realiza su miniworkshop, el resto mira, juzga y aplaude)

Una de las lecciones

Lección 1.

«P
on mucha atención. Te voy a enseñar para que sirve el coñito. Ahora con el dedito te tocas el conejito». Y así hace la obediente Blancanieves.

Lección 2

Con un nabo (hortaliza, apunto) en la mano el enano afirma «Lo besas, lo frotas. Dearribaabajodearribaabajo». Para pasar después a una semipenetración nabal.

Lección 3

«Y ahora, querida Blancanieves, te lameré la patata como debe hacerse. Te aseguro que te gustará». Y así lo hace.

Lección 4

«Una chupadita en tus pezoncitos y tu talla crecerá. Tendrás dos tetas que darán envidia. Chupaquetechupa»

Lección 5

«Yo te enseñaré a tocar la flauta. Se toca con la lengua. Se toca con los labios. En este mundo , con los labios humedecidos, está lista para tocar el instrumento». Felatio enanista (que no onanista) al canto, presuponen bien. «Si sigues practicando llegarás a ser una gran flautista. Sigue practicando»

Lección 6

«Una chupadita de chupa chups». Pues eso, otra felación al canto.

Lección 7

Aquí ya no hay máxima. Diractemente se pasa al sexo: oral vaginal, felación, y fornifolle.

Fiesta fin de curso

Mientras tanto, el príncipe, en su búsqueda del amor verdadero, ha practicado las artes amatorias con una campesina que se ha topado por ahí. Que, venir, no viene al cuento, pero añade un coito más a la cinta.

Y llega el momento aciago: la malvada reina descubre que Blancanieves sigue viva y, tras ordenar matar al lacayo, se convierte en tio-feo-vestido-de-tia-fea-o-bruja y después de envenenar la clásica manzana blablablabla. Total, que Blancanieves acaba dormida/muerta tras el bocado fatal.

Claro homenaje a Terry Jones

Y los enanos, que algo se huelen porque, mientras estaban de vuelta a casa han visto que el cielo se ha vuelto negro y han oído risas maléficas estridentes, corren a su casa. De camino, se topan con la mala malosa transvestida/do y la matan a palos. Y cuando llegan se encuentran a su bella discípula inerme e inerte. En ese momento, tachaaán, aparece el príncipe que la besa y ella, obvio, despierta.

Tras esto, ¿qué queda? Pues un consabido fornifolle antológico, que hace las veces de examen de graduación sexual para Blancanieves, pues mientras se halla en labor con su recién amado, los enanos, desde una ventana la van contemplando y alentando.

Aprobada y con buena nota

Blancanieves ha superado la prueba, y se convertirá en esposa, amante y reina. Y colorín colorado, el cuento de don Damiano ha terminado.

Etiquetas:

10 Réplicas:

  At 10/12/07 23:55 Blogger Aura afirmó:

Yo tengo por mis carpetas malignas una versión de Mario Bianchi de 1982, que se llama "Biancaneve & Co" bastante picantona y divertida, eso sí, un tanto soez y baratilla. Pero si gusta... :)
¿Blancanieves también? ¡Si es que son todas unas putas! Bueno, todas, menos mamá.

(En realidad yo también había visto ya una versión erótico-festiva del asunto, pero en dibujos animados)

  At 11/12/07 11:04 Blogger kyra afirmó:

Yo juraria que la que vi se llamaba Putanieves y los siete guarrillos....

Esto crea trauma, y mucho, peor que la de eduardo manos penes...por dios los enanitos haciendo culigulus!!!ufff....
jajajaj conocía la peli pero lo que me ha gustado de verdad es su descripción Maese, su verborrea es maravillosa.
offtopic: conocía a Vian porque estuvo vinculado al mundo del jazz pero no me había topado con sus novelas (las tenía en mente) hasta que usted y su criterio (en el que confío bastante - también he pillado algo de levinas.) me dieron el puntapié necesario.

  At 11/12/07 17:55 Anonymous angalqua afirmó:

Usted si que se supera Sr. Higronauta, este porno es un material antropológico de primera...

  At 12/12/07 10:38 Blogger Roski afirmó:

Un auténtico mito para mi grupo de amigos...

...más de uno terminó traumatizado (no pregunte el porqué).

No la he visto (yo es que a Damiano lo soporto a ratos), pero igual hago un esfuerzo... es un decir.

Saludos.
Aura, creo que la he encontrado por las redes pares. Cuando finalice su descarga, confirmo y le digo. Gracias por la referencial e informativa ofrenda, sobra decir.

Maese Cecile, por aquí anda también ese citado corto. Y si piensa como piensa, espere que en las próximas entregas han de aparecer por aquí también la Alicia de maese Carroll y la una Caperucita Roja harto meyeriana.

Buscaré esa versión que comenta Kyra. Y si cree que es de las más traumáticas, espere y verá...

Maese loco descubría esa vinculación con el jazz de maese Vian. Me pongo a estudiarlo.

Maese angalqua lo que desconozco es que rama de la antropología abarca esto. Si es que abarca alguna. Y visto lo visto, lo interesante, creo, es intentar descubrir hasta que profundidad se puede llegar. ¿Antropología espeleológica, quizás?

Maese Roski no preguntaré sobre el trauma y si le sirve de consuelo, a un servidor adora también a don Damiano a ratos, especialmente en los entreactos que son su cumbre creativa por excelencia.

  At 17/12/07 21:54 Blogger nonasushi afirmó:

La que he visto muy anunciada es una versión de El señor de los anillos...Imagina lo que hacían los Orcos... je je je
Nos vemos en el hombre de Arena. Por cierto te he linkeado.
Saludines
Nonasushi, en este mismo blog, justo aquí tiene el "análisis" higronáutico de la cinta que menciona. Le aviso que los orcos no, pero Ella la Araña si que tiene su pequeño gran papel.

Un saludo y gracias por la enlazada.

  At 19/11/09 09:46 Blogger 珊珊李 afirmó: