<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, noviembre 19, 2007
10:43 p. m.

Las chicas de los hermanos Luna

rubricado por Higronauta

Hacía mucho tiempo que un tebeo no me atraía y fascinaba como lo ha hecho Girls de los hermanos Luna. Veinticuatro tomitos que he devorado casi obsesivamente y que no me han dejado despegarme de las páginas hasta su conclusión. Y es que la deliciosa mezcolanza de alienígenas, escenas sociológicas de la ruralidad norteamericana, sexualidad (o sexo, vaya), terror, misterio y violencia se conforman de tal manera que es imposible detenerse en parte alguna del recorrido.

Si, vale, pero, ¿de qué va?

Partimos de una premisa: el argumento puede parecer más simple que el mecanismo de un botijo. En una población perdida de la mano de Dios, un joven recoge a una chica desnuda y malherida en la carretera, una fría y lluviosa noche. Como ésta parece insistir en no ser trasladada a hospital alguno, el pródigo la lleva a su casa. Y como el roce hace el cariño, acaban fornifollando. La sorpresa viene por la mañana. La fémina en cuestión, tras el coito, ha puesto huevos de donde saldrán fotoclónicas suyas que tendrán dos misiones claras: acabar con toda mujer de los alrededores y copular con todo macho viviente, para aumentar la especie. Pero eso no es todo. Qué va. A raíz del "parto", un extraño ser ha aterrizado en un trigal cercano, provocando, entre otras cosas, que un campo de fuerza impida a los lugareños huir, una vez conocida y destapada la amenaza. La historia está servida...


A partir de esta base argumental se desarrollará una trama inmaculada que nos mostrará lo mejor y lo peor de los seres humanos en situaciones límite (y les bien aseguro, que esa frontera queda muy muy lejos de lo que puedan llegar a imaginarse). Un verdadero tour de force no apto para cardíacos que, salvo contadisísimas excepciones, se tornan tan reales que calarán hondo en el imaginario del lector. Las claras e indirectas referencias a muertos vivientes quizás pudieran llegar a hacer tambalear el peso argumental, pero su permutación por bellas mujeres en porretas, mitad mantis religiosas, mitad bestias misóginas es todo un acierto puesto que provocarán una clara (y violenta) lucha de sexos que se dará entre los supervivientes y que tendrá un final, algo previsible sí, pero nada desdeñable.

Concluyendo


Y yo, ¿cómo actuaría? Es la pregunta que no para de venir a la mente a medida que van avanzando las situaciones de la historia. Y presupongo que ahí radica su fuerza. En esa posibilidad de idientificación para con los personajes que consigue desplazarnos hasta Pennystown y disfrutar y sufrir de los acontecimientos. Ustedes no sé, pero les bien aseguro que esa empatía no suele ocurrirme muy a menudo en el terreno de la viñeta. Quizás sea por eso que me halla conmovido tanto. Quizás sea por eso por lo que considere Girls una obra maestra. Juzguen por ustedes mismos, si desean, y ya me contarán. O no.

Etiquetas:

12 Réplicas:

Había oído hablar de esta serie, y creo que me había quedado con alguna portada muy buena, pero me la apunto ya mismo para leerla, muchas gracias.
Saludos.

  At 19/11/07 23:44 Blogger Aura afirmó:

Girls Just Want to Have Fun :)
Le echaré un ojo, tengo el primer número porque lo regalaban con el magistral The Walking Dead.

¡Gracias por la recomendación!

  At 20/11/07 11:18 Blogger Roski afirmó:

Al igual que el señor Dani Lebowski... me hice con un ejemplar al adquirir el sobervio %º tomo de "The Walking Dead".

Le echaré un ojo.

Saludos.
mooola!
me lo apunto.

  At 20/11/07 14:18 Blogger Crazy! afirmó:

Que gran verdad esa que dice que todo es lo de siempre pero con una pequeña variación. Pero esa pequeña variación de sustituir zombies por damas en pelotas es de las de arrodillarse y llorar de gustito.

  At 20/11/07 16:46 Blogger Bizita Q afirmó:

Otro al que le vino de rebote con el Muertos Vivientes y por aquello o por lo otro no le dio lectura. En todo caso agradecerle a usted don Higro aliviarme la sensación de ser engullido por toneladas diogenarias de papel encuaderno, a la par, que espero que descubrirme dicha obra ovárica, que deseo que me fascine como a usted, si no pues volveré al punto de retorno.
y esto lo publica Image? joder, como ha cambiado el cuento..
Ya comentarán que les ha parecido, aunque les aviso que la trama empieza a ponerse interesante, sobre todo a partir del segundo número. Al menos, un servidor, a partir de ahí, ya no pudo parar hasta finiquitarla.

  At 23/11/07 00:12 Blogger La Perse afirmó:

Pues sí que está chula la serie. Yo sólo tengo los dos primeros TPBs (correspondientes a los 12 primeros episodios), con lo que voy por la mitad... Lo que no sé es si seguir esperando a ver si Planeta la saca por aquí o comprarme el resto en pitinglish...

  At 23/11/07 00:36 Blogger Mario afirmó:

No había leido ninguna referencia y ya le tenía ganas a esta serie. Ahora, con la recomendación en la mano creo que no me lo pensaré más.

Por cierto, que Image y algunas de sus ramificaciones (como Wildstorm) hacen algunos de los mejores tebeos que se publican hoy día en los USA...

Santo cielo!
Un servidor al final optó por la versión original, Perse, al no poder soportar la impaciencia de la conclusión (y más teniendo en cuenta que la temporalidad publicativa de Planeta para estas labores suele andar acorde con temas mercadotécnicos que pueden prolongar su publicación hasta vaya a saber cuando).

Don mario pues ya dirá que le ha parecido. En cuanto a su reflexión comiquera norteamericana, le reconozco que me viene grande pues, gallinófolo comiquero como soy, voy picando y, a qué negar no suelo fijarme mucho en la editorial publicatoria.