<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, septiembre 18, 2007
9:23 p. m.

The Deluge

rubricado por Higronauta
Click en la imagen para ampliar

Habíamos confudido el museo. En lugar de hallarnos en la Tate Modern, estábamos, aún sin saberlo, paseando por las salas de la Tate Britain (errare humanum est). Y un servidor paseaba entre pintura y pintura, buscando obras que no iba a encontrar. Suerte que desconocíamos aún nuestro error, pues de no ser así, quizás nunca hubiera descubierto el The Deluge de Francis Darby...

Fue girar la cabeza a la diestra y perder el mundo de vista. Aquella obra de 1840 me arrastró con ella. Apocalipsis sempiterna de un naufragio a la luz de la luna donde a ciencia cierta nadie iba a sobrevivir. Me contemplé asido a uno de los maderos intentando soportar los azotes de ese espumoso mar embravecido. Pero sabía que no había salvación. Había quedado prendido para siempre de la obra, que, de una manera arrebatadora me evocaba las escenas más dantescas de Hodgson.



Poco o nada se ha (d)escrito de esta obra y de su autor. Injusticia generalista que reserva la fama y el conocimiento para unos pocos, elegidos por el criterio de otros pocos. Biografías internáuticas de escasas cuatro líneas es el único legado de saber que poseemos de este hombre. Unas lástima, pues su estudio y divulgación, de buen seguro favorecerían actos de pasión y creación consecuentes. Aunque un servidor, tal como está el mundo artístico, se afilía a la afirmación de don Marcel Duchamp que decía que «Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros». Los espectadores, recalco, que no los críticos. Pues eso.

Etiquetas:

7 Réplicas:

Yo maese Higro le agradezco esta divulgación y esa cita tan sabia de Duchamp. Me gusta el cuadro y me ha hecho pensar en Turner, que tanto me gusta. No me ha sorprendido saber que Francis Danby fue irlandés. No hace mucho tuve la suerte de contemplar obras de poco o nada conocidos pintores irlandeses, que como esta me dejaron impresionado.
Impresionante cuadro, ¿habla del diluvio universal?

  At 19/9/07 17:05 Blogger Yedra afirmó:

Como a Estrellita Mutante, también a mi me ha impresionado el cuadro. Qué pena que no sea conocido...me pueden llamar bruta pero a mí esas pinturas a base de rayajos, manchurrones y puntos de cuatro locos iluminados, serán muy famosas pero no me dicen las cosas que pueden decir cuadros como el que usted nos acaba de mostrar.

  At 19/9/07 20:24 Anonymous angalqua afirmó:

Los románticos ingleses... no sé si los amo o los odio o que...

  At 20/9/07 18:43 Blogger Higronauta afirmó:

Genearalmente, maese angalquaNo suelen ser fruto de mi pasión, salvo contadas excepciones. Como ésta.

Me alegra que le guste, querida yedra. Y sobre la pintura contemporánea que comenta, lo que falta es información. Muy mucha. Porque, por citar alguno, detrás de las composiciones de Kandinsky se oculta una teoría apabullante y deleitante (como él mismo nos enarra en sus ensayos), que favorecen su entendimiento y su pasión.
Es la contradicción del arte: ahora que está más cerca del público, sigue estando a años luz del imaginario de éste. Menos reproducciones y exposiciones y más conocimiento, le reclamaría un servidor a editoriales, museos y escuelas.

Estrellita se trata de un naufragio en la costa. La ironía de estar a metros escasos de tierra, y perecer engullido por la mar...

Maese Loco, la mayoría de veces no hace falta rebuscar mucho para encontrar delicias pictóricas. Pasa que, como en todo, nos vemos apabullados por efigies de mármol de los "grandes pintores", que impiden que joyas como ésta y como las que comenta, puedan ser, no ya amadas y admiradas, si no, simplemente contempladas. Cultura del tótem de barro, vamos.

  At 23/9/07 09:55 Blogger Ismo afirmó:

También tiene narices que, en las cuatro líneas, encuentren lugar para compararlo con otro dos pintores. Es un copiador, un artista menor, o sea.

  At 24/9/07 19:34 Blogger Higronauta afirmó:

He de discrepar, don ismo. Primero, porque no conozco la fidedignidad de la fuente citada, con lo cual, su congruencia me parece en entredicho. Aún así, cualquier artista, mayor o menor, es heredero e influenciado por toda la historia previa, salvo contadas excepciones. ¿Se podría afirmar así que Miguel Ángel fue un artista menor por haber tomado como referentes los clásicos griegos/romanos?