<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
miércoles, septiembre 26, 2007
6:58 p. m.

Cinefagia hechicérico brujística

rubricado por Higronauta
Atención: El contenido de este artículo está plagado de spoilers. Avisados quedan.



Previo


Para qué engañarles: un servidor había conseguido El Hechicero (aka Necromancy aka The Witching, 1972) tiempo atrás, y ayer, a la hora de su visionado, no recordaba absolutamente nada de los motivos por los que la había adquirido. La primera escena prometía, y uno, que tiende hacia el ilusismo, pensó que se disponía a visionar otra cinta chatarrera más. Craso error. Lo que empezó a desplegar ante mi hizo que tuviera que cambiar mi perspectiva de la cinta según acontecía el metraje. Porque lo que se inició como un ritual satánico con un Norit astado y todos los presentes como sus madres los trajeron al mundo, se acabó convirtiendo en una pequeña joya de terror claustrofóbico, con sus más y sus menos, pero harto opresiva y desquiciante.

Previo Bis

El primer síntoma de error de visionado lo tuve cuando contemplé la efigie del maestro Welles haciendo las veces de maestro de ceremonias. Qué quieren que les diga, al que esto escribe, el enfant terrible le sobrecoge y fascina por igual, por su facilidad pasmosa para comerse los planos donde aparece, los actores, la trama, y hasta la película si hace falta. Es el caso de Necromancy, pero aún así, la película aguanta sus embestidas con cierta dignidad, aunque viene a demostrar, una vez más, lo que tuvo que soportar el maestro para poder conseguir capital para financiar sus propios proyectos (maldito seas, Hearst).

Trailer

Argumento

Como les comentaba, la cinta se inicia con un aquelarre 100% exploting, donde en lugar de cabra, observamos a un cordero hastado. El ritual se celebra mediante una muñeca vudú ("mata a la muñeca" que entonan los satánicos) con la finalidad de hacer abortar a una desconocida señorita. Desconocida señorita que, sí, acaba aborta en la escena siguiente, y de paso, se convierte en protagonista de nuestra cinta: Lori Brandon (Pamela Franklin).
Lori está casada con Frank que acaba de ser contratado como diseñador de juguetes en el remoto pueblo de Lilith (sí, como la primera mujer, según el AT) y piensa que no es momento, tras su aborto, de emprender una aventura como esa. Qué más da, porque acabarán yendo, tras una discusión de cama. Esa noche Lori es visitada en sueños por una bruja.

No sean malpensados: esto es un ritual satánico

Intermedio: La Bruja

Aparece en la película un total de cinco veces y siempre para darle consejos a nuestra protagonista. Viene a ser una especie de Pepito Grillo pero en versión oscura. Y es que, parece ser, Lori es descendiente de ésta, y tiene todos sus poderes (incluidas una buena cantidad de visiones-premoniciones que acabarán por hacerse realidad) ¿Por qué? Ah, no se sabe. Ni se sabrá.

No sean malpensados: esto es una bruja

En sus cinco apariciones estelares enarra:
1. Que Lori tiene el poder de revivir a los muertos pero que no los utilice el Lilith
2. Advirtiéndola de Cato (Orson Welles)
3. Diciéndole que desconfíe de todos
4. Que escape de las garras de la muerte
y 5. Que está sola frente a los hijos del mal.

Ahí es nada.

Fin del Intermedio

Al día siguiente se ponen en camino. Y una vez en la carretera tendrán un casi-accidente con otro coche que acabará despeñado e incendiado con mujer dentro. A los pies del coche ardiendo: una muñeca que Lori baja a recoger. Una vez pasado el susto, el coche se quedará sin gasolina y mientras Frank se acerca a la gasolinera más próxima, Lori tendrá una visión de un entierro en medio del campo, donde verá el esqueleto de un niño muerto. Viaje movidito, vamos. Tras esto, llegan, por fin, a Lilith.

No sean malpensados: esto es un niño muerto

Características de Lilith

- Pueblo de no más de 20 habitantes.
- Con una barrera y un guardia a su entrada "¿para no dejar pasar o más bien para no dejar salir a nadie?" pregunta sabiamente Lori.
- No hay viejos ni niños (está prohibido engendrarlos si quiera) desde la muerte del hijo del señor Cato, amo y señor del pueblo, las casas, las tiendas, las fábricas y las personas (sic). Eso sí, poseen una fábrica de juguetes, principal negocio del condado.
- "En Lilith reina la vida tolerante enfocada hacia el placer".

No sean malpensados: esta es la entrada a Lilith

Lo primero que harán los recién llegados será presentarse ante Cato, experto en ocultismo y magia negra, amo del pueblo como ya comentamos, que le prestará a Lori el Grand Grimoire, por si no puede dormir por las noches (¿a alguien se le ocurre mejor lectura para conciliar el sueño?).

Una vez instalados en su nueva morada, descubrirán, no sin cierto pavor, que ésta pertenecía a la chica muerta en el accidente automovilístico. Las piezas van empezando a encajar. Y más lo hacen cuando son invitados a una fiesta de bienvenida con todo el pueblo presente. Llámesele fiesta, llámesele bacanal satánica, porque allí pueden contemplar de todo: sexo, astrología, telepatía, tarot,... Pero no se crean que nuestros protagonistas salen por piernas, qué va. "Allá donde fueres haz lo que vieres" que le dijo Quijote a su escudero.

No sean malpensados: esto es otro ritual

ELIPSIS

Cuando al día siguiente Lori le pide a Frank que se vayan cuanto antes, éste niega afirmando que "el pueblo no tiene nada de raro" (desconocemos en los otros pueblos donde Frank ha habitado antes del momento, sobra decir). Y como no se van, pues ella se va de paseo y se encuentra con un niño. Sí, sí, un infante mudo, que para colmo de males, nadie más ve (o nadie más afirma que ve). ¿Adivinan de quién se trata? El mismo. Pero en un descuido, desaparecerá de las narices de Lori como por arte de magia...

Y por la noche, otra fiesta/bacanal/ritual donde los lugareños ya se confirman como secta e invitan a Lori y a Frank a unírseles. Lori recela, pero Frank no se crean que tarda mucho ante el espectáculo cárnico-erótico-festivo que tiene ante sí.

No sean malpensados: esto no es
un partido de fútbol americano


ELIPSIS 2

Lori está cansada y asustada. De ver al niño invisible, de tanta brujería, de tanto ritual y de tanto secretismo. Así que ni corta ni perezosa se va a ver a Cato y le increpa "no quiero ser una bruja, señor Cato" (gran frase, sí señor). Y Cato enarra la Verdad: que anhela la nigromancia para resucitar a su hijo y que por eso ha hecho que Lori llegue a Lilith. "Resucita a mi hijo", le pide. Y Lori comprende que si lo hace, tendrá que dar su vida a cambio. Pero no se va. Vayan ustedes a saber por qué. Y entonces, sin saber ni como, empieza el Ritual.

Y desnudan a Lori. Y le dan una daga. Y Orson la hace iniciarse en la brujería. Y Lori apuñala a un hombre con la cabeza tapada. Y ese hombre acaba siendo su marido que muere. Y Lori clama "Dios salva mi alma". Y Lori, una vez en su habitación se hace un muñeco de vudú con su efigie. Y Lori lo apuñala. "Dios salva mi alma". Y Lori desfallece. Y Lori aparece delante de la tumba del hijo de Cato, ante todos allí congregados, reclamando la vuelta de éste. Y Lori se acerca. Y Lori toca el ataud. Y éste se abre. Y lo que antes era carne pútrida y huesos se torna en niño. Y todos se alegran y vanaglorian. Y entonces...

No sean malpensados: esto no es un entierro

Vida por vida. Entre todos asen a Lori, la encierran en el ataúd y la entierran viva. Y Lori, mientras desciende hacia las profundidades de la tierra, rememora una visión que tuvo en que caía y caía y caía, abajo, abajo, abajo. Y entonces grita. Un grito lastimero de desesperación. Un último grito. Es el final.

Comentario / Apostilla

A pesar de lo que puedan haber leído aquí, a pesar de los excesivos vacíos del guión (hay escenas que acontecen sin saber ni cómo ni por qué), a pesar de las interpretaciones almidonadas y/o excesivas, Bert I. Gordon (creador de deliciosas cintas en los años 50 como El asombroso hombre creciente y su continuación, La Guerra del Monstruo Colosal, The Attack of the Puppet People o Earth VS SPider) supo impregnar toda la cinta de un ambiente claustrofóbico y turbador, que no permite al espectador permanecer nada tranquilo en su asiento. Los rituales, aunque chirimbólicos, son oscuros, muy oscuros. Me atravería a pronósticar, a tiempo pasado, que en su momento, esta cinta tuvo que ser todo un trauma para el público, y más teniendo en cuenta su pasmoso final aciago. Quizás es por eso que esas elipsis inconexas y forzadas, dignas más de unas tijeras que de un guión mal organizado, evocan, en cierta medida a escenas del universo lynchniano. No nos hacen falta, no existen y nuestro propio imaginario se encarga de elaboralas libremente, siguiendo el planteamiento dado. No hay reglas fijas. Todo ocurre, sin un por qué que lo lastre y que nos llevará, irremediablemente hasta el último plano de Lori. Un plano que dejará mal sabor de boca a más de uno. Y lo bien que sienta eso a veces, a qué negarlo. O sea.

Etiquetas:

10 Réplicas:

  At 26/9/07 20:18 Blogger Crazy J! afirmó:

¡Fantástico! No he leído todo el post porque espero ver esta maravilla en breve. ¿Ha visto el poster de la película? Es magnífico:

http://www.moviegoods.com/movie_product.asp?cmio=&sku=272026&master%5Fmovie%5Fid=4353

Y por cierto, el maestro Orson tiene otra de Terror con muy buena pinta: "Malpertuis" (1971) que también tengo por ver, vaya por Dios. ¡Un saludo!

  At 26/9/07 20:21 Blogger kuroi yume afirmó:

AGUA, AGUA!!!
jaja, que es una tonteria, pero es que me ha hecho mucha gracia lo de "mata a la muñeca, mata a la muñeca", me ha venido a la cabeza aquello de Zoolander: "Obey my dog, obey my dog..."
Qué buena pinta, voy a ver si la encuentro en mi videoclub privado ;)

  At 26/9/07 21:32 Blogger Aura afirmó:

Con todos esos ingredientes: bruja antepasada que se aparece, rituales con cordero, niño muerto y el Gran Orson tengo que verla...
Sobre todo el niño muerto me ha decidido: con esa peluca bien peinada rubia. Como sabe mis debilidades :)

  At 26/9/07 21:58 Blogger kyra afirmó:

ufff ni me acordaba de ella, la vi de peque y se me quedó como muchas otras de la época en mi perturbada mente XDD

Voy a ver si encuentro elink 8sino me lo pasa usted a mi correo si es tan amable^^)
No es este de mis géneros cinematográficos preferidos pero como suele ocurrir probablemente sea por desconocimiento. Leyendo el post he rememorado la lectura de Fausto de Goethe que tanto placer me produjo en su día...en un pequeño desván centenario en un pueblo perdido en Castilla.
Ando yo oscuro últimamente así que podrá ser una buena opción de próximo visionado. Magistral su apostilla Maese Higro.

  At 27/9/07 11:59 Blogger Higronauta afirmó:

Y un servidor volviéndose loco para encontrar un cartel apetitoso... gracias, maese crazy j. Tomo nota también de Malpertius para futurible visionado.

Maese Kuroi, ¿perdón? Me perdí. A no ser que vengan las fuerzas policiales...

Pussy la escena inicial es toda una declaración de principios que apunta maneras sobre como se va a desarrollar todo, y esa frase un claro ejemplo del delicioso guión. (Por cierto, otro achaque de Alzheimer: no recuerdo la escena que comenta)

Pues espere a ver la transformación de esqueleto repeinado a niño revivido, querida Aura. No tiene desperdicio.

Kyra, ¿Que cosa es un elink?? (Esta tarde intentaré discernirlo y enviárselo. Amable que es uno)

Maese loco justo como usted me encontraba hace unos años. Hasta que empecé a ver cintas de este calibre por curiosidad-casualidad, y acabé volviéndome todo un adicto. Gracias por su comentario. Por cierto, otra obra que tengo pendiente hace demasiado tiempo ya, ahora que la comenta: Fausto. Está claro que tengo que hacer un pacto con el diablo para poder vivir más años y poder así disfrutar de todo lo disfrutable. O eso, o poder retirarme del mundanal laboral, y dedicarme a eso tan bello que es el «cultivar la mente y el espíritu».

  At 27/9/07 13:58 Anonymous angalqua afirmó:

Habrá que verla, la película que más me impactó cuando niño, con rituales vudú, magias negras, asesinatos varios y demás correrías satanosas fue una protagonizada por Bud Spencer cuyo título no recuerdo

  At 28/9/07 15:38 Blogger Higronauta afirmó:

De Bud Spencer en una cinta de terror, sólo me viene a la cabeza Al Límite aunque es del 97. Sigo investigando.

  At 20/10/07 03:34 Blogger vtwin0001 afirmó:

Maese Higro :)

Me tome la labor de plagiar su escrito en mi blog (donde dicho sea de paso hay 2 o 3 nuevos articulos no plagiados bastante divertidos)

Saludos y lo esperamos por alla (y espero que me de el permiso de la reproduccion)