<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
viernes, marzo 17, 2006
10:06 a. m.

Luís Carandell en Barcelona

rubricado por Higronauta
"La cultura que llamamos popular no gusta nada al pueblo"
Luís Carandell


A él le debemos clásicos como Celtiberia Show (vólumen 1 y 2), Vida y Milagros de Monseñor Escrivá de Balaguer, Tus Amigos No te Olvidan (libro que, por cierto, llevo buscando hace lustros) o Bendito País. Profeta en el desierto, fue uno de los primeros mostrencos en demostrar que la tierra de piel de toro, era mucho más rancia (y divertida) de lo que se pretendía disimular. Por desgracia, un 29 de agosto del año 2002 nos quedamos sin maestro de lo carpetovetónico. Luís Carandell, genio y figura.
Ahora los habitantes de la ciudad condal (aka Barcelona) pueden disfrutar, y hasta el 7 de mayo, una exposición sobre maese Carandell en las cocheras del Palau Robert. Comisariada por Ignasi Riera, se recogen fotografías, textos, tertulias radiofónicas y demás. Sólo falta ver si la citada muestra está a la altura del maestro. En cuanto la visite, les comento.

8 Réplicas:

  At 17/3/06 13:02 Blogger XTN afirmó:

¡Oh! ¡Loado sea el Maestro Carandell! Mago de la tertulia, príncipe del conocimiento freak y cronista supremo de la españa trash. Visita obligada (espero que salga reflejada su faceta de experto del arte fúnebre del cual me confieso avieso seguidor…).
Una pena que me pille tan lejos...

  At 17/3/06 13:15 Blogger Aura afirmó:

Iré seguro. No me la pierdo por nada.

  At 19/3/06 04:24 Blogger 1977 afirmó:

"La cultura que llamamos popular no gusta nada al pueblo"

No estoy de acuerdo.

  At 19/3/06 10:07 Anonymous Pistacho afirmó:

Bueno, en la frase "La cultura que llamamos popular no gusta nada al pueblo" yo tampoco estoy totalmente de acuerdo.
Es como aquello de que nadie vota al PP, pero luego sale por mayoría.
De todos modos, mola un montón Carandell. Lástima que me pillé lejísimos y no pueda ir en esas fechas.
¿Nos dirás si la exposición publica un libro que merezca la pena pillarse?

  At 21/3/06 00:06 Blogger Higronauta afirmó:

Pues la primera persona que comente qué tal está pues, que un servidor, ante la hondonada de trabajo en la que se halla inmerso, por el momento tiene algo complicado acercarse.

Respecto a la frase, presupongo que debe referirse a la que había antaño, que se intentaba asociar con la "plebe" por parte de las capas medias-altas y que, en buena parte, no era ni deudora ni reflejo del populachismo del momento. Repito, presupongo.

Maese pistacho, no sufra, que avisaré si existe publicación a la cual incarle el diente. Y ya puestos, podrían estirarse un poco y reeditar las obras completas de don Carandell, que muy buscadas andan (al menos por un servidor).

  At 21/3/06 15:53 Blogger XTN afirmó:

Estuve el sábado pasado Don Higro, pero que quiere que le diga… Lo malo: Una sala pequeñísima (no se espere usted grandes aforos) que supongo que deben de ser las cocheras, en la cual cuatro personas son multitud.
Unos caóticos displays donde la información escrita, que no gráfica, fluye a borbotones sin orden ni concierto. Y ningún ejemplar de su obra al alcance del visitante; eso si, un maniquí embozado en su capa castellana que, a modo de mortaja, nos evoca su pasado castizo (!?).
Lo bueno: una microsala con un pantallón panorámico del quince, en el que, a modo de bucle, se proyectaba un resumen de sus numerosas apariciones en TV. La información gráfica de su etapa japonesa. Información nueva y desconocida acerca de su persona (mejor lo descubra usted mismo) y sus amistades. Y finalmente, lo mejor: es completamente gratis.
Eso me hace recomendarle encarecidamente que visite sin más dilación la expo de Diane Arbus en el CaixaForum. Disfrutará. ;-)

  At 21/3/06 16:26 Blogger Higronauta afirmó:

Gracias por el comentario, maese xtn. Tengo más que pendientes ambas exposiciones y espero, que para variar, no me falte tiempo para acercarme. Sobre la de don Carandell, me lo olía. Aún así tengo ganas de echarle un vistazo a esa proyección que usted comenta.