<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
sábado, febrero 12, 2005
11:08 p. m.

Què de Qué 1.0

rubricado por Higronauta
"Así son las cosas y así se las hemos contado"
Sáen de Buruaga, comunicador

Cada mañana el españolito de a pie sale de su casa con las legañas todavía pegadas y se dirige como puede a su lugar de trabajo. En Barcelona, los que lo hacen utilizando el transporte público son recibidos a la entrada del metro o en su parada de autobús con la ofrenda de un diario gratuito de interés general (quizás demasiado). Hasta hace bien poco, dos eran las publicaciones de estas características que se repartían: Metro y 20 Minutos. Pero el Grupo Recoletos (los mismos propietarios y editores del fanzine deportivo Marca) acaban de lanzar una publicación de las mismas características que hace las delicias de todo ser bizarro que se tercie, entre los cuales, obviamente me cuento: el diario Què (vaya nombrecito, a qué negarlo).

Hasta el día de hoy sólo he oido críticas nada constructivas respecto a esta publicación, acusándola de panfletista, propagandística, y, sobretodo, sensacionalista. Y en tal grado lo es, que si tuviera que hacer un símil, afimaría que La Razón + El Caso = Què (para los lectores jóvenes o aquellos con alzheimer precoz, informarles que el caso fue una publicación sensacionalista que inventaba noticias tales como "Mujer con tres brazos en Murcia" o "Eusebio afirma haber tenido sexo con extraterrestres", lástimosamente extinta años ha).
A qué negar que, para bien o para mal, es un tipo de publicación que, al menos un servidor, notaba a faltar en ésta, nuestra celtiberia. Cansado andaba ya de que los titulares únicamente tuvieran tras de sí un componente político-demagógico, sin llegar a ejercer juicios de valor alguno o comentarios sarcásticos y/o irónicos, conceptos que, de por sí, contradicen directamente a la profesión de periodista, pero, qué quieren que les diga, a estas alturas de la historia, ¿todavía hay alguien que crea en aquello de la objetividad? Pues ya que no lo son, que tampoco lo intenten disimular y vayan directos al trapo. Como afirmaba una de las máximas de La Bola de Cristal "Hay que desenseñar a desaprender como se deshacen las cosas".
Nuevos aires corren para la prensa escrita. La cuestión, para variar, es si el pueblo llano, acomodado a los diarios tradicionales, formales, subjetivos y ligados siempre a unos intereses determinados, será capaz de aceptar y asimilar un panfleto renovador, descarado, sensacionalista y que golpea directamente la raíz de lo PC, dejando al descubierto una de las máximas ibéricas: que mal que nos pese, un gran sector de la población piensa como este periódico. O lo que es lo mismo: que los titulares y noticias son un digno y fiel reflejo del imaginario hispánico. Y, a qué negar, que jode reconocerlo. O no.

Apostilla: Los lectores avispados habrán notado que no he citado titular sensacionalista alguno de tan digna publicación. La falta de espacio y de tiempo me incitan a invitarles a que pasen por aquí mañana y puedan disfrutar del periodismo postmoderno del siglo XXI, comentado por su redactor higronáutico (¿recuerdan los comentarios de Jose María Carrascal sobre las noticiasAl filo de la Medianoche? Pues parecido, pero, como no podía ser de otra forma, peor, mucho peor).

0 Réplicas: