<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
viernes, julio 23, 2010
12:01 a. m.

Razonando fuera del recipiente

rubricado por Higronauta
«Quien poco piensa, mucho yerra"
Leonardo Da Vinci
Artista e inventor italiano

El efecto calor unido a la necesidad imperante de sentirse engañosamente Ciudadano libre, parece estar conllevando un desenfreno verbal tal por parte de "los de arriba" que uno no sabe ya sí reirse de la hilaridad descoyuntante o llorar por la poca capacidad intelectual que parecen acusar estos elementos debido al cansancio. Sea como fuere, el concepto luthieriano "razonar fuera del recipiente" parece estar más que en boga en nuestra prevacacional celtiberia.

«El PP temía el triunfo de "La Roja" por si aumentaba el optimismo"
María Teresa Fernández de la Vega
Vicepresidenta primera del Gobierno Español

Es curioso que en un país gobernado por un partido supuestamente izquierdoso, que pretende/tiende al laicismo religioso, se esté encumbrando, de una manera harto irracional, el balompié como nuevo acto de fe, llegando incluso a inmiscuirse éste en las altas esferas del Poder Político. Parece ser que la mezcla de cal y arena de la verborrea sinsentido empieza a cuajar a la perfección, convirtiéndolo todo (aún más) en un opiáceo desvirtuante, banal y vácuo. Siguiendo el juego conceptual de palabras de la vicepresidenta, todo acaba tornándose un fuera de juego lingüístico que, lejos de aportar, resta (cohesión, credibilidad, importancia, etc.)
- - -


«No podemos elevar una anécdota a la categoría de problema social»
Carlos Amigo
Arzobispo de Sevilla

Las vomitona verborréica viene a colación de que hace unos días se descubriera que el párroco de Zaratán (Valladolid), Oliver Fernández, dedicara, via tuenti, estas simpares palabras a una menor de 14 años que había conocido mediante las redes sociales: «Eres un bellezón de chica, estás tremenda... con chicas como tú en este mundo merece la pena vivir (...) Estás estupenda y más en esa foto principal en biquini tan sexy». Como el nivel de argumentacion es igual o menor a cero, y como queremos evitar los improperios y las faltas de educación varias, vamos a optar por un conciso "Sin comentarios" y quede aquí, simplemente, la constancia del poder de la oratoria para usos particulares.
- - -



«(...) a todos ellos les proponemos unirse en una gran coalición (...) Y les proponemos hacerlo con los siguientes compromisos: Presentar una candidatura unitaria en las próximas elecciones del Parlament de Catalunya con el compromiso de proclamar la independencia y someterla a referéndum en la próxima legislatura»
Joan Laporta
Expresidente del F.C. Barcelona y fundador del partido Democràcia Catalana

El infulismo obcecoso y onanista de don Joan Laporta le ha llevado a creerse émulo de Enric Prat de la Riba y repetir la hérculea victoria electoral que, a principios de siglo XX, consiguiera el movimiento unitario Solidaritat Catalana. En este arrebato de ego, el expresidente azulgrana poco o nada ha tenido en cuenta, ni el estatus quo catalán, ni mucho menos el análisis politológico de los partidos que quiere reunir bajo el mismo sayo, tanto la derechosa y ambigua Convergència i Unió como la (supuestamente) izquiersosa y puntera, en tanto que demandante de la independencia de Catalunya, Esquerra Republicana.
Todo a punta a una tierra de cultivo baldía para un partido recién parido y que obviamente no conoce el futurible respaldo en las urnas por parte de la ciudadanía pero que pretende, desde la hilaridad, acapar votos de donde fuere y que parece no tener más meta que la (in)sana intención de convertir la política catalana en un paraguas (o, si me apuran, un sombrero de tres picos) donde todo quepa y donde nada tenga valor salvo la separación de la nación catalana del estado español.
- - -

Y rematamos la tanda de locuacidades inpensadas con la aparición de don Artur Mas, presidente de la agrupación política antes citada, Convergència i Unió en El club del Chiste VIP de Antena 3. Sobra despuntar el flaco favor que se hace, tanto a él, como a su partido.




Para el comentario, dejemos que hablen los sabios y hagámos metareferrencia al siempre admirado Ferran Monegal en su columna del El Periódico Tú y yo Somos Tres.

Etiquetas: , ,

1 Réplicas:

  At 24/7/10 19:07 Anonymous Angalqua afirmó:

Es por entradas como estas por las que su blog sigue siendo uno de los mejores oiga.

La cosa política de nuestro país es una eterna comedia, pero mala. Somos la ciudadanía que lo aguanta todo. Es normal que la gente no vaya al teatro teniendo el espectáculo continuo en todas las tablas de la vida pública.

Lo del españolismo vía fútbol tiene narices. La simple idea de azuzar el espíritu nacional mediante la catarsis cohesiva futbolera, me quita las ganas de vivir. Cual es la necesidad y cual el rubor que implica el desarrollar un sentimiento nacional en una Nación que ha estado en un tira y afloja constante consigo misma. Si hay que tragar con el estado porque no queda otro remedio pues bueno, pero por qué ésta búsqueda del santo grial de lo español. Huele a chamusquina. Huele a estrategia diplomática. Apesta.

El simple hecho de que no se lleve la cosa del orgullo patrio por el camino del logro científico y humanístico, como hace cualquier nación de la europa no mediterránea. Dice mucho tanto de los representantes como de los representados... Es atroz.

A la nación por la grandeza física, por el éxito en el recreo de las naciones...

El deporte es una cosa estupenda pero azuzar metarrelatos tomando al fútbol como excusa insulta a la inteligencia de las personas.

Lo del Sr. Laporta es simplonería, lo del nacionalismo catalán en general ya no sé lo que es. En general estoy a favor de la determinación personal, de un modelo democrático que me permita participar activa y directamente en la toma de decisiones que me afectan, o al menos que consultasen de un modo recurrente sobre cuestiones de importancia, lo que yo entiendo por ser parte de una sociedad civil vamos.

El gallinero estatut vs constitucional vs cámaras es de un 'gilipollesco' que hasta pereza da. Sinceramente entiendo que en Cataluña la cosa mosquee y escueza. El discurso desde la santidad intocable, infalible e inefable de la constitución. Huele a franquismo alquímico. Es para ponerse a pensar sobre las razones de tanto prurito con asumir nuestra realidad nacional como una y muchas. Próximos y alejados al tiempo. Qué hay de malo en eso. Por qué no proponer modelos políticos novedosos, cual es la necesidad de alcanzar la categoría de bully' entre bullies'.
No entiendo ninguna forma de nacionalismo, pero sí el deseo de ser independiente y autónomo en la medida de lo posible. La democracia debería servir a ese propósito.

Faltar el respeto de esa manera a una ciudadanía que ha querido respaldar su sentimiento como sociedad civil (sean cuales sean los argumentos) en un formato legal es de los peores agravios democráticos de nuestra historia. Por mucha constitución que lo diga la identidad política y cultural va a seguir ahí. Para jolgorio de una clase política que se aprovecha y justifica su existencia y su función.

La gente tendría que pensar y dedicarle tiempo a la vida pública. Para ser tenida en cuenta.

Pero eso no ocurre porque sentirse español vía balonazo libera endorfinas más rápidamente...