<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
viernes, agosto 18, 2006
5:59 p. m.

Higiene terrorista

rubricado por Higronauta
"A Dios quien nos dio paz, libertad y honor"
Estrofa de The Star-Spangled Banner, himno norteamericano

Se ha comentado muy mucho en diversos medios la capacidad de control que genera el factor miedo, tan presente en nuestros días en diversas localizaciones mundiales (cada uno que recree la que crea conveniente). Pero, sinceramente, creo que el último suceso acaecido en el Imperio supera con creces todo lo habido y por haber. Porque si ustedes, queridos mostrencos, se hubieran (o hubiesen) hallado en el aeropuerto Tri-State (talmente sacado de una productora cinematográfica) del estado yanki de Virginia Occidental en el día de ayer, hubiesen sido testigos de primera mano de un simulacro de apocalípsis hilarante y harto surrealista. Cito textualmente: "Evacúan un aeropuerto de EE UU por un líquido sospechoso que ha resultado ser gel facial" (Fuente: El País.es)
Por si mis conocimientos andaban errabundos y caía en el craso error de hablar sin conocimiento, he echado mano de mi querido Diccionario de la Lengua, en búsqueda de la definición de gel, cosa que me ha devuelto dos acepciones:
"1. m. Estado que adopta una materia en dispersión coloidal cuando flocula o se coagula.
2. m. Producto cosmético en estado de gel".

No daba pues lugar al error: se trataba, simplemente de una crema limpiadora, llámenla champú, llámenla jabón líquido. Presupongo que poco o nada imaginaba el señor (o señora) que tuvo la genial y primera idea de embotellar el jabón para comodidad del pueblo limpio (que no llano) que su invención podía llegar a ocasionar el caos más absoluto entre una población, siempre presupuestamente, inteligente y avanzada socio-culturalmente, tal como debería ser en pleno siglo XXI.

Detrás de esa axilia puede haber una terrorista internacional

Aquí debo hacer un alto en mi alocución: no piensen, ni por un momento, que los virginianos (occidentales, específicamente hablando) son unos elementos anacrónicos y paranoicos que tienen tendencia a evacuar un aeropuerto entero (ahí es nada) porque un pasajero cualquiera porte en su equipaje de mano una botellita de gel. Nada más lejos de la realidad.
Para que esto suceda, tiene que darse un segundo factor, no menos importante, y con una importancia capital (como la pena de muerte, vamos): que el portante del producto para la higiene sea de orígen musulmán. Porque en este caso, oh casualidad, o dioses maliciosos, la aseada persona que llevaba en su neceser tan peligrosísimo producto era, cómo no, de orígen paquistaní. Cada cual que extraiga de per se, sus propias conclusiones.

Esto, si lo piensan fríamente, comporta un cambio radical en cuestión de terrorismo (local, provincial, nacional o mundial): la incontable suma de capital que hasta ahora era necesaria para realizar cualquier acto violento ha quedado reducida al precio de una botella de gel. Olvídense del secuestro de aviones, de milicias armadas, de bombas y demás. Cualquiera puede ser terrorista en su propia bañera (o ducha). Aquél mítico libro tan fácil de conseguir, y, presupuestamente, tan perseguido por las altas esferas gobernantes, el Manual del Perfecto Anarquista historia. El proyecto Mayhem que tan deliciosamente nos narró maese Palahniuk es un cuento para dormir a bebés. Bienvenidos a la nueva era...

Varias preguntas se me plantean ante este hecho histórico: ¿cuál es el uso que hay que darle al supuesto producto para que se convierta en detonante terrorista? ¿Echárselo en los ojos al piloto del avión para que le piquen y no vea? ¿Verter el citado elemento en los suelos para provocar resbalones y encontronazos a diestro y siniestro? Aunque la pregunta más importante es: ¿depende, y en qué medida, el tipo de producto? Es decir, ¿es lo mismo usar gel de leche que, por citar algunos, gel con aroma de maracuyá? Y los champús (o champúes), ¿caen también en el mismo saco de productos prohibidos? ¿Y si es anticaspa?

De todas formas, y como he dicho más arriba, ustedes no se preocupen si no pertenecen a una población "de riesgo": iraníes, paquistaníes, libaneses, egipcios... y sobretodo, y antetodo guarros, una especie (científicamente los guarros no son una etnia, sinó una subespecie en abundancia del homo sapiens sapiens) en claro explendor. Y sinó, cojan el transporte público y verán...

5 Réplicas:

a mi en Londres me confiscaron unas pinzas de depilar... A saber lo que Pussy hubiera sido capaz de hacer con ellas, desde secuestrar aviones hasta convertirlas en ametralladoras, en plan McGiver.

  At 19/8/06 17:06 Anonymous Dr.Benway afirmó:

Estos yankees están fatal

  At 19/8/06 20:17 Anonymous Anónimo afirmó:

De guarros guarras y guarrez sabemos mucho en mi tierra, por las mañanasde invierno subido en la guagua el mundo se hace eterno ante decenas de sobacas oxidadas, pelos grasosos, y caras refrascadas con heno de pravia
Si es que lavarse mucho es perjudicial para la seguridad nacional.

En fin...al final drenarán a todos los pasajeros antes de subir a un avión.

  At 21/8/06 17:30 Blogger Higronauta afirmó:

Pussy, podría hacer lo que gustase con avión cualquiera únicamente pillándole los pelos de la nariz al piloto con esas peligrosas pinzas...
dr. benway, el principio del fin (espero y deseo).
Maese anónimo presuponiendo que su invierno corresponde al verano europeo, le entiendo, y demasiado bien. Parece ser que, al considerarse productos terroristas (y/o terrorífico) los productos para la higiene son claramanete obviados por buena parte de la población. Lo que nadie tiene en cuenta es el arma bactereológica que se crea por la ausencia de éstos (guerra química, vamos).
Don sublimotrust, para la seguridad nacional, pero le aseguro que ante depende de qué individuo en clara manifestación antihigiénica, es un peligro para la integridad personal. España es una cochinera de tamaño peninsular, a qué negarlo.