<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
domingo, abril 10, 2005
11:12 p. m.

Planta 4: Sección bizarra

rubricado por Higronauta
"Larga vida a la nueva carne"
Max Renn, Videodrome

Después de una longua y ardua semana, marcada a nivel noticioso por los diferentes eventos de la prensa amarilla-rosa y a nivel personal por un exceso de trabajo que ha propiciado que no pudiera estar con ustedes, nada mejor que salir de compras por las redes de la descomunicación para toparse con dos artículos bizarros que a más de uno ya le gustaría poseer.
El primero de ellos es el Apron of Flesh, o lo que es lo mismo en idioma patrio, el delantal de carne. Un atuendo culinario realizado en látex, y que recrea caras y partes corporales varias, al más puro estilo El silencio de los corderos, o, por qué no, un nuevo concepto de la nueva carne que bien podría aparecer en cualquiera de las entregas de maese Pinhead. Por si al ver la imagen, alguno de ustedes se emociona, informales que el precio no llega a los 42€, y que la sierra mecánica no va incluida, tal como indican en la página web.

El segundo artículo, si bien con un coste económico más elevado, un servidor diría que da mucho más juego para ambientar su hogar, y las reuniones sociales. Se trata de Bug, el ciervo animado. Los más freaks recordarán sin duda el momento mítico de Posesión Infernal (aka Evil Dead) en el cual, en uno de esos momentos terroríficos (y divertidísimos) de la cinta, la cabeza de ciervo que decora la cabaña se empieza a mover y a reirse de nuestro querido y admirado Ash. Pues bien, esto es parecido, pero casi que mejor. Porque este busto en cuestión, hablar no habla, pero entona seis temas pre-programados entre los que se encuentra el clásico Sweet Home Alabama. Como lo oyen. En una especie de éxtasis de san Bernardo, el susodicho ciervo empieza a moverse, presentarse, y posteriormente, entonar esos temas con una gestualización que ya la quisiera para sí un Keanu Reeves cualquiera (descarguen el video de promoción y juzguen por ustedes mismos). Funciona a pilas y posee un sensor de movimiento, para asustar al más despistado. ¿El problema? Su elevado coste: 179 libras esterlinas. Aunque, para un buen coleccionista bizarro, ¿que són 250 €? Pues eso.

0 Réplicas: