<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, diciembre 12, 2011
3:47 a. m.

Cuento de Navidad Higronáutico

rubricado por Higronauta


A falta de poco menos de quince días del fenómeno navideño en plena potencia, descubro que tres cuartas partas de la Ciudadanía se dedican a una revisión cutresalchichera de la obra de Dickens, Cuento de Navidad, pero en un sesgamiento digno del Sistema que nos atañe: aquí los fantasmas de las navidades presentes y futuras brillan por su mera ausencia y el único que tiende a presentarse es el de las navidades pasadas.


Dickens & The Doctor

Se promociona (y se consolida) así ese concepto de "cualquier tiempo pasado fue mejor", tan anacrónico y tan semifascista a la vez.

Buscamos el refugio en lo efímero porque aquello, a base de capas de cebollismo recalcitrante y de memoria sesgadisisísima, se conforma como lo muy muy de lo más más, en tanto que concento de bienestar personal y/o marital y/o familiar.

El fantasma de las navidades presentes es un claro Walking Dead: se presenta ante nosotros sin idea alguna, sin proyección de futuro pero con la mera estampa en pleno imaginario de la Supervivencia en tanto que ente.

El espectro de las navidades futuras se presenta como una mera entelequia (supuestamente) conceptual de una incógnita (X) que ni los EXPERTOS son capaces de definir, valorar y pronosticar.

Es por eso que no queda más tutía que aferrarnos a un pasado idílico (maldita memoria sesgada), a la usanza y estilo de Cuéntame.

Facebook es la HERRAMIENTA por antonomasia de esa perpetuación del sistema de valores, a qué negarlo: nos proporciona la (supuestamente necesitada) herramienta para converger con aquellas personitas que, en un momento u otro de nuestro crecimiento espirutual y personal, conformaron una parte mayor o menor del proceso de la creación del YO.

A los que hemos rechazado ésta premisa se nos considera snobs, o, si me apuran, misántropos.

Pues sí. ¿Y?

La formación del YO actual viene circunstanciada por una serie de valores y personas que quedaron en el PRETÉRITO pero que nada tienen que ver con el YO PRESENTE.

Y no pasa nada. No hay resquemores. No hay odios. Hay, simple, pura y llanamente, esencia de VIDA. Esto es: maduración a base de fertilizantes y condiciones atmosféricas (in)determinadas que conforman un TODO que nada tiene que ver con el YO del pasado efímero.

En palabros llanos: agradezco muy mucho a todo quisque que ayudó a la creación de la PERSONA INDIVIDUAL, pero no esperen que, en agradecimiento, quede con ustedes en concepto de pagaré, por mucho que la vida nos haya condudico por caminos antagónicos, para disfrutar o enarrar una VIDA que no es, ni mucho menos, la que compartí, tiempo atrás, con ustedes.

Han sido pilares, o, si me apuran, cimientos del ser que uno, a toro pasado, es. Eso es innegable e impagable. Pero no me busquen, que no me encuentran. Agradecido les quedo. Pero, un servidor, no es ni una miasma de lo que fue. Y mucho menos pretende, como ustedes, buscar un punto de conexión en el ancla que perpetúa el fantasma de los tiempos pasados.

Siempre se les querrá, sí. Pero siempre les odiará, también.

Han hecho, en mayor o menor medida, de un servidor, lo que es a día de hoy, Si merecen el Cielo o el Infierno por ello, es una dicotomía que NUNCA conocerán.

Palabra de Higronauta.

Etiquetas:

3 Réplicas:

ahí, sin piedad: a la mierda los balances anuales.

  At 4/1/12 08:30 Blogger forfy afirmó:

Entonces una lista de tus "mejores amiguitos EVER" no vas a publicar en el Facebook, no?

  At 14/1/12 01:55 Blogger Higronauta afirmó:

Exacto (respuesta dual dónde las haya).