<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, abril 18, 2006
9:29 p. m.

La moto y el tenedor

rubricado por Higronauta
"En moto txipopopopop"
Pere Tàpies


¿Quién puede rememorar si quiera el mítico Noticias del Mundo cuando se topa, recién instalado en el incómodo asiento de un vagón ferroviario cualquiera, con una noticia como ésta? España, sano país de bellas costumbres, no puede, aunque lo intente, dejar de obsequiarnos con los usos y quehaceres de sus habitantes más bizantinos.
Porque, ¿dónde sinó podrían ustedes contemplar un acto como éste? Un púber de dieciséis añitos a lomos de una "minimoto" (vayan ustedes a saber si se trata de una pocket bike o de una mera Vespino Rosi), portando en su fardo a un infante de un lustrito de edad (se desconoce si existe relación alguna entre ellos), pilotando por la C-31 dirección Barna City. Hasta aquí podríamos tirarnos de las cabelleras, clamando al cielo la falta de educación paternal, por dejar al pimpollo realizar tan suicida maniobra en plena operación regreso del puente de Semana Santa. Pero respiramos tranquilos al comprobar que el progenitor de marras, circulaba tras él, a una distancia prudencial, velando por su seguridad. Qué quieren que les diga, el hecho de no llevar el casco, es una mera consecución de los hechos, sin la más mínima importancia, a qué negarlo.


Aunque sin duda alguna, lo más chocante del asunto es la agresión que realizan contra el estimadísimo cuerpo de seguridad nacional (dudeo: ¿a estas alturas se puede tratar ya a Catalunya como una nación??) cuando se disponía a realizar su consabida tarea. Y no por el acto en sí, que en un arrebato de incivismo cotidiano, quién más o quién menos ha agredido a un mosso de escuadra. Nada más lejos de la realidad: lo curioso, y por ende, lo que le confiere ese tono patrio-cañí es que el ataque se realiza con ¡un tenedor y con un bastón! Seguro que los más avispados clamaran el grito al cielo afirmando que en un momento de irancudez como ese, uno echa mano a lo más cercano. Totalmente de acuerdo. Pero, ¿dónde demonios llevaba el padre el bastón, si tenemos en cuenta que circulaba en el ciclomotor? ¿Se trataba quizás de un acto pastoril-ovejero, utilizando la vara para azuzar a su retoño? Aunque la pregunta del millón es: ¿Qué deminios hacía el adolescente con un tenedor encima? ¿Es que habían parado a comer en una fonda cualquiera de la citada comarcal, y en un acto de rebeldía había sustraído el cubierto? ¿Se trata de un simple caso de cleptomanía? ¿Fetiche (sexual o no)? Dudas, dudas y más dudas, que, sinceramente, no acaban de importar en una España que es tan asín. O sea.

4 Réplicas:

  At 18/4/06 22:50 Blogger Aura afirmó:

Grande la noticia, casi mejorando los más hermosos titulares de "El Caso".
Decirle que imaginarme con detalle el escarceo me ha hecho primero reir, después asombrarme, después pensar en la escasa verosimilitud de los hechos para acabar pensando que la realidad siempre SIEMPRE supera la más disparatada de las fantasías.
Qué genial, adoro España, qué estoy haciendo fuera???? Yo tengo una noticia similar: nada más aterrizar en España leí en el periódico local la historia de la anciana que habia rescatado a una paloma moribunda y le hizo el boca a boca para reanimarla. A esto le siguieron síntomas de gripe, lo que hizo pensar a unos cuantos médicos sedientos de sensacionalismo que se trataba de la gripe avial.
Pero qué estoy haciendo en el extranjero???

  At 19/4/06 20:23 Anonymous sin afirmó:

Qué entrañable esta carpantesca aventura que parece salida de Ja me maten o de El milagro de Petinto, y que no usen armas cortantes sino solamente de pequeña punzada o un varazo sin más, y además, minimotos sin peligro de graves atropellamientos...Perfecto para que el mundo vea que "España es el lugar más seguro para hacer turismo".

  At 20/4/06 20:26 Blogger Higronauta afirmó:

Cuanta razón en sus palabras, aura.
Pussy usted está teniendo la gran fortuna de poder contemplar el espectáculo celtibérico desde la distancia, que siempre le da un cierto aire más carpetovetónico al asunto. Y es que, desde dentro de la pecera, uno no puede acabar de abarcar todo lo que le rodea. ¿O sí?
Maese sin se me pasa por la cabeza la posibilidad de un remake de Perros Callejeros venido a menos (a mucho menos) con escenas como ésta.