<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
lunes, octubre 24, 2011
2:47 a. m.

¿La culpa de todo la tiene Yoko Ono? ¿Seguro?

rubricado por Higronauta

Bienvenidos a Mundo Inopia (en otros fueros llamado también Mundo Karaoke), donde se os tratará como personas libres bajo el manto de la hipérbolica Democracia ("poder del pueblo" para los más legos del lugar). Dónde, cada cuatro años, podréis disfrutar de un atisbo menudente de Poder encapsulado en una papeleta electoral cualquiera (aunque por vuestro propio bien, mejor que sea de una de las dos fuentes básicas de poder). En un Imperio Español donde siempre sale el sol.

Olvídense pues del Poder en la Sombra en cualquiera de sus dispares morfologías y vivan una vida para ustedes, y, si se me ponen muy altruistas, para sus más cercanos. Lloren la muerte de Simoncceli. Alégrense como rorros del (supuesto) fin de E.T.A. Sientan como suyo al hijo de Carla Bruni y desvívanse por las tetas de la vecina. Mientras menos reflexionen sobre todo esto, mucho más mejor.

Así que olvídense (si es que aún disponen de la capacidad memorística) de las oportunas aportaciones terroristas a nuestro sistema democrático actual, ya sea hace ocho años (pleistoceno mesozóico para ustedes) ya sea a fecha de hoy. No intenten, ni por asomo, llegar a conclusión alguna, porque, a qué negarlo, sus bases pensantes no están preparadas para ello, y, a lo más, lo único que pueden conseguir es que sus allegados les etiqueten de "conspiranoicos" y/o "marginales".


Disfruten, eso sí, de las estampas pre y post mortuorias de Muamar el Gadafi. A fin de cuentas, han sido educados bajo el manto del siempre sobrevalorado Walt Disney, y su imaginario no pasa del blanco-negro, bueno-malo. Citando a DCD, "te guste o no ya no hay término medio". Mal que nos pese. Y, qué caralho, celebrar la muerte de un malo maloso siempre queda bien y resulta, incluso, divertido.

Lloren pues con la marcha de sus ídolos de barro, tallados a base de capital mercadotécnico y faltos, en buena proporción, de un mínimo de sentido común y/o educación. Dani Jarque, Marco Simoncelli,... Hagan de su capa un sayo, y aprendan lo que es VIVIR gracias a sus referentes del mundo del oropel: aprendan lo que es el VIH gracias a Magic Johnson y Freddy Mercury (pero denosten al enfermo marginal que vive en su propia escalera). Comprendan e idolatren la etnia gitana de mano de sus clásicos básicos y sigan atacando a dentalladas xenófobas a la comunidad que les vende la ropa interior a tres euros o que suscita un fenómeno chabolista en el extrarradio de su urbe. Siéntanse eruditos en Derecho Penal gracias a la malinformación producida por el Cuarto Poder sobre casos como los de Amanda Knox o Marta del Castillo...

Opinen, opinen, opinen... Pero sin base racional.


Cuando llegue, entonces, el 20-N, voten. Con la cabeza que usan para llevar las gafas, la caspa, la gorra o la gomina. Voten desde ese corazón celtibérico que Dios nos ha dado. Y olvídense de: E.T.A., Marta del Castillo, el GAL, el caso Gürtel, el balompié, la Comunidad Económica Europea, Sálvame (Deluxe o no), los sindicatos, la crisis, China, la ONU, las redes sociales, los bancos, la Patronal (uy, fíjense como me ha traicionado el subsconsciente al enlazar estos dos últimos...), Águila Roja, la próxima PSP, los recortes en el Estado del Bienestar, el precio del tabaco, la igualdad/ecuanimidad de la mujer, los malos tratos (uy, otra vez...), las mafias, las folklóricas, la inmigración, el trabajo, las series catódicas, el próximo addon para el coche tuneado, el subcampeonato de Fórmula 1 (leches...), el Futuro, los enfermos de narcolepsia, el VIH, la (supuesta) nueva teoría de la relatividad, la últimísima entrega de Harry Potter, etc.

Ante todo y sobre todo no se me vayan a preocupar lo más mínimo. Está todo escrito y pautado desde una esfera mucho más lejana de la que sus insignificantes mentes puedan llegar a pertrechar jamás. El futuro ya está aquí, y, obviamente, ustedes, y un servidor, no formamos parte de él.

Porque no queremos. Apostillo.

Y tengan presente que, a fin de cuentas, el mundo se va ir al orto en el 2012. O sea.

Etiquetas:

0 Réplicas: