<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
jueves, agosto 04, 2011
12:52 a. m.

Sexualidad añeja (III): Escuela del Amor y del Matrimonio - Cuidados Higiénicos de los Órganos Sexuales

rubricado por Higronauta
Escuela del Amor y del Matrimonio
Dr. O. Karsten
Ediciones Zeus, 1963



«(...)Hablemos en primer lugar de los lavados. Son necesarios despuñes de cada cópula, pero no es preciso que se efectúen inmediatamente. No es indispensable que el hombre salte de la cama en cuanto se ha terminado la unión sexual para lavarse, aunque a menudo necesita utilizar esta práctica como excusa para la repentina tendencia a alejarse de la mujer a que le impele el instinto después de la eyaculación. Se puede poner un paño en la cama, para no ensuciar las sábanas. Pero debe lavarse antes de vestirse, evitando el olor que advierta a otras personas de las relaciones sexuales habidas.

La mujer se lavará exteriormente. La irrigación de la vagina es innecesaria y a la larga perjudicial. Además, si ha habido eyaculación, la irrigación sería la causa de que se perdiesen substancias beneficiosas para la mujer.

También el hombre continente debe lavarse el miembro viril una vez a la semana por lo menos, separando el prepucio para eliminar, utilizando jabón, la secreción acumulada de las glándulas sabáceas que hay debajo del mismo. Téngase presente que es una substancia grasa y que, por consiguiente, se enrancia y produce mal olor. Recientemente se ha averiguado que esta secreción, tanto en el miembro viril como en el orificio externo del útero, puede contribuir a la formación de cáncer. Debido a esto, se recomienda mantener la limpieza del glande por debajo del prepucio e incluso la circuncisión, para que no pueda acumularse secreción en dicho punto.

También se recomienda el lavado de la mujer, aunque no tenga relaciones sexuales, para eliminar la ligera cantidad de flujo existente con frecuencia en la vagina. Por lo demás, la limpieza de las partes sexuales externas forma parte de los cuidados higiénicos de la piel corrientes en las personas civilizadas.»

Etiquetas:

0 Réplicas: