<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
miércoles, septiembre 15, 2010
1:42 a. m.

Cubiertas de gloria (XII)

rubricado por Higronauta
Por mucho que un servidor ha estudidado esta portada desde todos los ángulos posibles, le resulta harto imposible analizar de una manera más o menos racional el por qué de la fascinación que ejerce al imaginario interior.


Y es que pese a partir de la base que se trata de Chayanne, motivo ya de por sí desdeñable desde todos y cada uno de los aspectos y ámbitos habidos y por haber, la composición es, cuanto poco, inquietante:

  • El nombre del "artista" (nótese el entrecomillado), cual firma cualquiera de quinceañera chachipedorra, corazón ensartado inclusive, ya sería digno de un estudio grafológico de alto nivel académico para acabar llegando a unas conclusiones para las cuales, pocos estudios de lo escrito hacen falta.
  • Por si no quedara claro que Chayanne es el autor/cantante del vinilo, la apostilla "Es mi nombre" resulta, no ya redundante, si no, inclusive, endogámica. Es más, si me apuran, llega a ser incluso insultante, pues conlleva una aclaración innecesaria que parece comportar una falta de capacidad de pensamiento concreto del comprador/expectador. Vamos, que, por rizar el rizo, faltaría un "Y éste es mi disco", por aquello de acabar de aclarar lo cristalino.
  • Dejamos de lado el estilismo del protagonista, siendo (muy) benevoléntes y achacándolo a una causalidad espacio-temporal.
  • La postura del elemento en cuestión (aka Chayanne), subido a ese taburete-trona que transmite de todo menos comodidad. Es más, si se fijan en la expresión del rostro, uno puede a llegar a imaginar lo que pasa por la mente del interfecto. Algo así como "Venga, haz la foto de una vez, que se me está agarrotando todo con esta pose y voy a acabar dándome un talegazo contra el piso que lo van a oir hasta en Pernambuco".
  • El saxofón. Instrumento musical. Sí. Porque se trata de un disco. Sí. De música. Sí. Aclarando por si las dudas. Gracias. No hay de qué.

Etiquetas:

0 Réplicas: