<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
sábado, octubre 02, 2004
5:42 p. m.

P.C. vs P.I.

rubricado por Higronauta
"Una persona políticamente correcta se considera a sí misma tolerante, pero no practica la tolerancia..."
Vladimir Volkoff, Filósofo

En pleno siglo XIX (perdón, XXI) se lleva, y mucho, se políticamente correcto. Todo el mundo quiere hacer gala de un eufemismo recalcitrante, tildando de incorrecto, amoral y retrógrado a aquellas personas que no "disfrutamos" de esta práctica. Pero, ¿qué se entiende por P.C.? Según Guilleaume Faye: "
lo "políticamente correcto" es, en un principio, una censura social del pensamiento y del lenguaje impuesto (...) lleva al ostracismo a los que no siguen la línea y los discursos oficiales de la ideología hegemónica." Podríamos decir que se trata de una censura pocosutilmente camuflada que se está imponiendo en toda la escala social, y en dirección descendente, es decir, que nace de "los intelectuales desarraigados, pero como es contagioso, es normal que otras personas estén contaminadas sin que por ello sean conscientes de ello."* Es, como no podía ser de otra forma, un fénomeno por y para las masas, que a partir de convertirse a lo P.C. marginarán y despreciarán todo aquello que sea P.I (Políticamente Incorrecto), es decir, a todo aquello que no sea socialmente aceptado previo convenio totalitario bajo el manto de los bienpensantes (cualquier parecido, por irónico que parezca con la doble/falsa moral es pura coincidencia. O no).



El problema viene cuando el ciudadano de a pié, empieza a hacer uso de esa corriente, aún cuando su imaginario choca de pleno con ella. Vemos, escuchamos y debatimos (cuando no peleamos) con gente que nos tilda de políticamente incorrectos por expresar opiniones que, curiosa e irónicamente, coinciden de pleno con su manera de pensar. Aún así, resulta impropio de cualquier adepto a lo P.C. aceptarlo, puesto que eso le comportaría un destierro del paraíso de los justos y los buenos (me reitero, en ningún momento he hablado de falsa moral, que conste).

El P.C. como toda corriente subyugadora ha ido evolucionado con los años hacia el no va más. Podría afirmar, casi sin equivocarme, que una profesión con mucho futuro es la del filólogo del efemismo o la del filósofo de lo correcto. Eso sí, siempre bajo la tutela del Gran Hermano, que decide lo que es P.C y lo que se destierra al mundo de lo P.I. O lo que es lo mismo, lo que es tolerable de lo que no lo es (en esta simple ecuación, el fenómeno respeto tiene un valor igual o inferior a 0).



Vanalizando un poco la cuestión (no sea cosa de caer en lo P.C.) pásense por aquí y échenle un vistazo a la versión del cuento de La Caperucita Roja en versión políticamente correcta. ¿Se imaginan una sociedad que pensara y hablara así? Citando a Fangoria: "políticamente correcto no soy". O sea.

* Vladimir Volkoff, en una entrevista para HarryMagazine.com

0 Réplicas: