<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8489705\x26blogName\x3dHigroblog\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://higronauta.blogspot.com/\x26vt\x3d-745735929275756704', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
martes, noviembre 08, 2011
12:57 a. m.

Especial elecciones 2011 - Delicias higronáuticas vol.39: Alfredo no te creo

rubricado por Higronauta
Proemio

Entramos de lleno en periodo electoral, y dejando de lado los meganensalzados encuentros entre los que van de rojo y los que van de azul (de los cuales, no se engañen, vamos a acabar hasta la boina calada), desde esta ventana virtual del espacio interior, vamos a tratar los temas que más nos gustan y nos divierten, sacando toda la punta que nos sea posible a la campaña de unos políticos, que, tras los últimos acontecimientos, han mostrado su verdadera fisonomía: marionetas de un sistema caduco que se entesta en perpetuarse en beneficio de pocos a costa de los más.

Pero dejémosnos de divagaciones politológicas de estar por casa y vamos a lo que vamos.

Alfredo No Te creo

Los artífices del hit

Llegados siempre a los quince días previos a un paso por las urnas (lo que, en conceptos anacrónicos viene a denominarse Elecciones), los partidos políticos tienen una insana tendencia a travestirse de un populismo y populachismo carpetovetónico sin parangón. Como siempre, pero más.

Ejemplo de ello es el tema que hoy nos acompaña y que se está conformando como himno por excelencia del Partido Popular durante ésta campaña del 2011. Alfredo no te creo es un tema que no tiene desperdicio de principio a fin, pues, de una manera totalmente inconsciente (un servidor pone la mano en el fuego) bebe de las fuentes de los clásicos populares (aquí no hay juego de palabras) de la cultura más trash de la España más o menos reciente. Hombres G, Los Toreros Muertos, Fran Perea y, si me apuran, hasta Pabellón Psiquiátrico, vienen a la cabeza del oyente más experto (que seremos pocos, a qué negarlo) al escuchar esta canción de letra cretina y tonadilla más que ligera, que, sin lugar a dudas, hace las delicias de una pléyade de (supuestos o no) niños bien.

Quizás su mayor contrariedad provenga del factor semirrealista que se intenta impostar a sí misma, sí o sí. Pero, tampoco nos vayamos a engañar: los votantes del PP no se van a quedar más que con el estribillo, así que poco o nada importaría que en las estrofas varias que componen la canción se hablara de productos vinícolas patrios o de la tabla de multiplicar (que no le iría nada mal a más de uno y una, sobra decir).

Una recomendación de éste, su humilde servidor, que, sin regocijarse en ello, goza de cierta experiencia en este tipo de composiciones musicales: guarden el tema en lo más profundo de sus discos duros y esperen, con paciencia, el lento devenir del tiempo. Si el mundo no se acaba el año que viene, les bien puedo asegurar que dentro de unos años, la cotización en el mercado de lo cutredance de Alfredo No Te Creo podrá llegar a reportar altos dividendos. Y si no, tiempo al tiempo.

Sin más dilación, les dejo con el tema en cuestión. Disfrútenlo, sufránlo o hagan ustedes lo que gusten. Pero tengan en cuenta una cosa: España sigue siendo tan profunda y tan casposa como lo fue en la década de los 50, los 60, los 70, los 80, los 90, los 2000,... Y es que, como bien afirmaba don Benito Moreno, España huele a pueblo. Y lo que le queda.



Apostilla: Desde la redacción del Higroblog hemos obviado el análisis de los contenidos multimedia del tema en cuestión por una incapacidad espacio-temporal-mental para asimilarlo todo sin perder el ápice de razón que a penas nos queda. Rogamos disculpen las molestias.

Etiquetas: ,

3 Réplicas:

Por lo visto al grupete les hace bastante gracia (http://www.diarioinformacion.com/elecciones-generales-2011/20n-alicante/2011/11/07/grupo-alcoyano-sinpauxa-autoriza-pp-cancion-durante-campana/1187550.html) aunque yo estoy convencida de que la canción trata sobre la homosexualidad y ya no puedo dejar de imaginarme a Rajoy en plan despechado y con el corazón roto.

  At 8/11/11 10:30 Blogger Roski afirmó:

A mi me mola el baile... es así como arrítmico.

Y el estribillo es pegadizo.

Seguramente será un hit para la chavalería de flequillo y de polo al hombro (¡vivan los tópicos!)

  At 8/11/11 23:35 Blogger Higronauta afirmó:

Por una fracción de segundo, querida Estrellita, pensé que había sido compuesto expresamente. Aunque su lectura me mesmeriza tanto que no voy a ser capaz de audicionar una vez más el tema sin pensar en esa temática gayer.

Roski, seguramente no. Ya lo es. Lea cualquier noticia centrada en cualquier acto pepero y se topará con el entonamiento del estribillo por la camarilla de los-antes-llamados-niños-del-cocodrilo. Tópico y olé.